sábado, octubre 25, 2008

Hombre violento

Mikey de Londres, un bloguero amigo que adora escuchar las conferencias de extremistas de izquierda y anti-sionistas nos cuenta una experiencia bastante dolorosa que tuvo ayer:

Ayer a la noche la Red Internacional Judía Anti-Sionista (IJAN) lanzó su carta fundacional. Oponiéndose a la estatidad judía - porque, según éllos creen, aquella excluye a los no-judíos - los antisionistas van a aceptar sólo miembros judíos. (Los no-judíos son, cuanto más, "afiliados a la red".) Como todo buen grupo judío, IJAN realizó su evento en la Iglesia Reformista Unitaria Trinitaria, durante el shabat judío.



Fascinado por estos auto-proclamados "anti-racistas" que lanzan una campaña sólo para judíos en una iglesia, fui a verlos con un amigo. Llegamos tarde y tomé mi lugar en la fila de atrás al lado del pasillo. Previsiblemente, la reunión fue muy tediosa. Comencé a chatear con mi amigo en el mensajero instantaneo de la Blackberry. Desde el frente resonaban los clichés que todos anticipamos oír en tales reuniones: "militaristas," "solidaridad," "colonialismo," "Irak," "Irlanda," "lucha," "neconservadores," y así y así.


Lean el resto.