miércoles, septiembre 17, 2008

Abajo el FMI, viva Chavez, gritaba la izquierda populista...

Esta es divertida. Joaquín Morales Solá nos revela:

"La única secuela que la Argentina no sufrirá es la de la falta de crédito internacional, porque directamente no tenía crédito antes de que se desatara la crisis internacional. Ultimamente había hecho gestos dirigidos a reinstalarse en los mercados financieros internacionales, pero llegó tarde. La marea de la crisis se llevó los gestos y las intenciones. Después del amigable gesto de Hugo Chávez de cobrarle el triple del valor de las tasas que cobra el Fondo Monetario Internacional, el gobierno argentino ya no tendrá atajos: será su Estado, el superávit fiscal, el único que deberá afrontar los importantes vencimientos de la deuda en los próximos dos años. La política de subsidiar servicios públicos concluirá en los próximos días."


¡Solidaridad Latinoamericana!