sábado, mayo 31, 2008

La densidad de algunos

Una amiga me mandó un ejemplo de propaganda palestina tan popular en España: "Gaza, el mayor campo de prisioneros del mundo".



Me causó mucha gracia esto: "En los 360 km2 que ocupa la franja de Gaza, se amontonan 1.500.000 palestinos, es decir, una densidad de 4.167 habitantes por kilómetro cuadrado, principalmente jovenes" dice el texto.



¡Oh, el horror, la densidad! ¡Qué terrible! Uno se imagina a los palestinos, como sardinitas, uno parado al lado del otro...



Pero la Franja de Gaza es un territorio principalmente urbano (mirenlo de arriba con Google si no me creen), o sea que la densidad es no sólo normal para ese área, sino que encima es bastante baja.



Comparemos: en los 203 km2 que ocupa la ciudad de Buenos Aires se amontonan 3.034.161 porteños, es decir, una densidad de 14.946 habitantes por kilómetro cuadrado, principalmente jóvenes. Todos los días con la gente que entra por la mañana a trabajar, se amontonan otros 11.000.000 de argentinos, es decir una densidad de 69.133 habitantes por kilómetro cuadrado, y los porteños no hacemos tanto aspaviento ni comparamos a la Reina del Plata con "el guetto de Varsovia" como hace este propagandista barato.*



En el libro de Stephanie Gutmann, "The Other War. Israelis, Palestinians and the Struggle for Media Supremacy", San Francisco : Encounter Books, 2005, hay un episodio que justo viene al caso.

Por este tiempo encontré un ejemplo particularmente evidente de este "forzamiento de estilo" (template enforcement) en la revista británica The New Statesman, en una reseña de una antología de fotografías de Gaza. El crítico aprobó a un fotógrafo porque había ido "en maniobras nocturnas con las fuerzas de la ocupación israelí y muestra como estas diversiones se han transformado en una forma altamente ritualizada de brutalidad." Otro fotógrafo comenzó bien en la opinión del crítico mostrándonos "edificios cortados en dos, paredes tan marcadas con balas que uno difícilmente podría creer que hay tanto poder de fuego en el mundo," pero que luego la arruinó con otras fotografías de "áreas deshabitadas" en Gaza. "¿Dónde está la verdad?" demandó el crítico. "[El fotógrafo] está en Gaza, el lugar más densamente poblado de la Tierra, y sin embargo sus paisajes están vacíos... esto no es la verdad, esto es una treta, del tipo de tretas que los foto-reporteros utilizan cuando están buscando la profundidad."



Pero, de hecho, Gaza está lejos de ser "el lugar más densamente poblado en la Tierra," y si el crítico hubiera estado alguna vez en Gaza habría visto que hay espacios de tierra vacía. Esta es tanto una verdad sobre Gaza como es la de "las paredes marcadas con balas".



pp. 188-189.



*De paso, el Guetto de Varsovia tenía 3 km cuadrados y 450.000 judíos en un principio, o sea una densidad de 150.000 habitantes por km2, subsistiendo a 300 calorías diarias por persona, una ración de hambre pensada para matar a los judíos de a poco.