lunes, abril 14, 2008

Mi tesis (3)

Finalmente, llegamos a la "carne" de la tesis... creo. Acá abajo les muestro en más detalle lo que les comenté en el primer post respecto a las atribuciones de responsabilidad.

Como ven, la tabla está dividida en dos columnas: responsabilidad causal por la violencia y responsabilidad por el "tratamiento" o la solución de la violencia. Digo violencia en general y no terrorismo, porque justamente, lo típico de las editoriales (y me refiero a todos los diarios) es considerar que hay un estado de violencia entre israelíes y palestinos del cual el terrorismo es sólo una parte. Alguien o algo es responsable por causar este estado de violencia y alguien o algo es responsable por ponerle fin. Lo que yo llamé en el primer post para hacerlo fácil, responsabilidad individual, en el cuadro aparece como evil intent. "Intención malvada". Esta es una categoría legal que denota la intención de alguien en la comisión de un delito.



Se entiende que la columna de la izquierda y de la derecha son como complementarias. Si la culpa la tienen las ideologías de ciertos grupos palestinos, una de las soluciones será la self-reform, es decir, la auto-reforma de estos individuos a una ideología de paz. Si la culpa causal la tienen las condiciones que impone Israel sobre la sociedad palestina, la solución podrá ser el cambio de estas condiciones (ej. la causa son los asentamientos judíos en los territorios, la congelación o retiro de estos se plantea como solución a la violencia. Si la culpa es la falta de "mano dura", la solución puede ser la aplicación de fuerza militar. Y finalmente, si la culpa la tienen los que incitan a la violencia del lado palestino, la deslegitimación de la violencia puede ser una solución.



Digo que son como complementarias y no que son complementarias porque no necesariamente el mismo tipo de causa y solución es provisto en una editorial. La editorial puede sugerir que la causa está en la incitación a la violencia y la solución en acciones punitivas del ejército israelí. O sugerir que la causa es el terrorismo palestino y las ideologías fanáticas musulmanas y sugerir que Israel debería "descomprimir" la situación haciendo gestos de paz. Es decir, hay un juego bastante libre entre causas y soluciones que indica que puede haber distintos discursos ("frames"), formas de entender la realidad, para cada diario e inclusive para cada editorial en un mismo diario. Las frames cambian con el tiempo (aunque como vimos, no cambiaron después del comienzo de la Intifada, Atocha o el 11 de septiembre).



Bien. A continuación ya les presento resultados. Este es un gráfico que se llama boxplot y provee una simple forma de ver y entender las observaciones. En el gráfico están representadas todas las editoriales de cada diario, cada "cajita" es un diario. El eje Y representa el valor en el índice de culpa, cuanto más alto, más proisraelí, cuanto más bajo más pro-palestino.

Para quien no conoce este tipo de gráficos, explico un poco, pero es muy sencillo de entender. El gráfico permite ver la relativa varianza en cada diario, y su posición en el eje Y. Cada cajita tiene una línea negra gruesa adentro (la mediana) que divide en dos partes iguales las observaciones. La cajita contiene el 50% central de las observaciones y deja fuera el 25% más bajo y el 25% más alto. Las rayas que suben y bajan desde cada cajita muestran donde está la observación más alta y más baja que no es un outlier (un caso extremo). Finalmente, los redondeles más allá de las rayitas son los outliers, los casos que por ser tan extremos y raros estadísticamente, el gráfico los señala especialmente. A veces los outliers son producto de equivocarse al ingresar el valor en la base de datos, pero no en mi tesis, eso jamás.



Lo que se puede ver fácilmente en el gráfico es que los dos diarios israelíes y el New York Times tienen una varianza mucho mayor que los diarios españoles y el USA Today. Es decir, tienen editoriales muy variadas, en las cuales a veces culpan mucho a los palestinos y otras veces culpan mucho a los israelíes. Esto viene a apoyar la noción tan repetida por nosotros de que la prensa israelí es muy abierta, y contiene opiniones muy diversas. ¡Si así son las editoriales, la voz del diario, imagínense la variedad que hay en las noticias y la amplitud de espacio para artículos de opinión! ¡Y no olvidemos que cada una de estas editoriales discute la situación luego de un atentado terrorista suicida! En contraste, los diarios españoles y USA Today parecería que tienen ya un discurso cerrado y poco cambiante sobre la responsabilidad por la violencia. ¡Recuerden que estamos analizando editoriales publicadas a lo largo de 11 años!



Ahora bien, un análisis estadístico (que no necesita ser presentado aquí) muestra que no hay diferencias apreciables entre ningún diario de los que fueron analizados, excepto por Yedioth Aharonot, que es significativamente más pro-israelí (si bien, con mucha varianza). Es decir, los diarios españoles y norteamericanos no son más pro-palestinos que Haaretz, un diario israelí. Por lo menos no según un análisis estadístico. Esto al parecer rechaza mi hipótesis de que los diarios más cercanos al conflicto van a establecer un discurso de "nosotros contra ellos", y ser bien nacionalistas, mientras que los diarios más alejados serán menos pro-israelíes. Sólo sucede esto con Yedioth Aharonot, el diario popular israelí.




Otros datos que pueden completar el panorama son los promedios para cada diario y las desviaciones estándar (forma de presentar la varianza) y otros descriptivos como cantidad de editoriales analizadas para cada diario, valores mínimos y máximos. En la siguiente tabla:

Finalmente, los dos diarios que analicé en un principio pero no aparecieron en la tesis, el New York Post y el Jerusalem Post, sí se demostraron significativamente más pro-israelíes que el resto, incluso mucho más que el Yedioth Aharonot.



Esto cierra la parte cuantitativa de mi tesis. Los resultados me sirvieron como pistas para el análisis cualitativo que presentaré en el próximo post. En ese análisis contaré un poco cuál era el estilo y discurso de cada diario, como "veían" la situación, y si había un discurso compartido, una suerte de frame más profunda. Saludos!