lunes, febrero 25, 2008

Arun Gandhi declara que a los judíos no les importa otro genocidio que el suyo propio

De Judeosphere:



El Rochester City Newspaper acaba de publicar una entrevista con Arun Ghandi, que confirma que es un shmock más grande de lo que yo había imaginado.



Para empezar, Gandhi (otra vez) dice que lamenta haber escrito que "Israel y los judíos son los actores más importantes" en la "cultura de violencia que eventualmente va a destruir a la humanidad." Dice: "en lugar de decir los judíos y los israelíes son los actores más importantes de la violencia en el mundo hoy, yo diría que son uno de los más importantes." (hey, gracias por la "aclaración")



Esta es la parte de la entrevista que realmente me llamó la atención:

Pero lo que [los judíos] han hecho ahora es marcar al Holocausto como una experiencia judía, y el otro tipo de Holocausto que tiene lugar en el mundo no es un Holocausto; es todo menos un Holocausto.



Por ejemplo, los 20 millones de muertos de Rusia, los millones muertos en Camboya, los millones muertos en Rwanda, y todos estos lugares: nunca puedes decir que son Holocaustos; estas son masacres. Eso implica que el Holocausto es algo que le ha pasado sólo a los judíos. Ellos dicen que esto nunca volverá a pasar, pero lo que en realidad quieren decir es que esto nunca les va a volver a pasar a éllos. No parecen muy preocupados sobre este tipo de violencia ocurriendo en otras partes del mundo... en lugar de decir que esto nunca debe pasarle a los judíos nuevamente, ellos deberían decir que esto nunca debe pasarle a la humanidad otra vez.


Esto es, por supuesto, un tópico anti-judío standard: porque la comunidad judía ha invertido tanto esfuerzo en preservar la memoria y la historia del Holocausto, somos acusados de una forma de "supremacismo tribal" que nos hace indiferentes al sufrimiento de los demás.



Quizás Gandhi deba hablar con Holly Burkhalter, el director de advocacy de Humans Rights Watch durante los años 1990s, quien dijo: "En Bosnia y en Kosovo, la comunidad judía norteamericana fue simplemente la voz más importante para la protección [de la población] y la terminación de la limpieza étnica." (Mientras tanto, los aliados "progresistas" de Ghandi de la extrema izquierda estaban condenando esta intervención humanitaria como una propagación hegemónica de la guerra.) O, quizás Gandhi debería prestar atención al rol líder que las organizaciones judías están jugando en la campaña contra el genocidio de Darfur. (Y, en gratitud por estos esfuerzos, los judíos de conciencia son denunciados como sionistas conspirando para calumniar a los musulmanes y ganar control del petróleo sudanés.) O, quizás Gandhi deba visitar el Museo del Holocausto de Estados Unidos, cuyos esfuerzos educativos incluyen levantar la conciencia sobre los genocidios contemporáneos en todo el mundo.



(Agrego: y por supuesto, ¿por qué no visitar el Museo del Holocausto de Buenos Aires?)