miércoles, enero 09, 2008

Realidad cubana

Un pariente mío fue a Cuba hace unas semanas. Esto es lo que me contó.

Me limitaré a contar lo que vi y escuché.

Existe una moneda cubana para el pueblo y otra, a la que llaman "convertible", para el turista. La moneda convertible se cotiza a 0,87 por cada dólar canadiense y 1 convertible equivale a 10 cubanos.

Como en ningún otro país, te piden propina hasta los vendedores de los comercios que te venden golosinas o remeras. Uno se siente exprimido. Si llamás por teléfono y te da ocupado, también te cobran. La mayoría trabaja sin predisposición, típico empleado público del tercer mundo, claro: imagínense un país donde todos son empleados públicos.

El uso de internet está superrecontramonitoreado. Tienen un sistema anticuado para poder mantenerlo hackeado (corroborado ésto por un especialista en seguridad informática). Quien usa internet debe llenar un formulario con sus datos personales y fecha de salida del país. La única persona del grupo con el que viajé que estuvo recibiendo y enviando mails por trabajo durante nuestra estadía, fue detenido en el aeropuerto y demorado por gente del ministerio del interior, hasta que comprobaron que sus mails no habían sido comprometedores para Cuba.




Palabras textuales de hombres y mujeres cubanos:



"Con mi marido decidimos no tener hijos, no queremos que vivan lo que nosotros vivimos."



Una moza: "No nos dejan comer lo que comen los turistas, si sobra nos obligan a tirarlo, y nos castigan si descubren que nos llevamos las sobras de esa comida a casa. Nos revisan las carteras y bolsos en la puerta, cada vez que salimos del trabajo."



"Quiero estudiar Turismo pero no puedo porque sólo pueden hacerlo los militares y las personas con altos cargos en hoteles y organizaciones relacionadas al turismo."



Un integrante de la marina: "A nosotros nos cuidan, nos tratan mejor que al resto."



"Los turistas no pueden subir a la guagua (autobús solo para los cubanos), de lo contrario se toman medidas contra el chofer."



"En los hospitales no tenemos médicos, se van contratados por el gobierno de Venezuela."



"Me pareció extraño que mi hijo hacía siempre lo mismo en la escuela, hasta que le pregunté y me contó que la maestra le hacía borrar la fecha del día anterior y poner la fecha de ese día."



"Nos dan una libra de pollo por hijo, por mes, y nada de carne; la carne la tenemos que comprar a 10 cubanos la libra en el mercado común y a 10 convertibles en el mercado negro."



"Quien es dueño de una vaca, la puede utilizar solo para sacarle leche, no puede matarla para comer su carne (quien mata una vaca tiene penas de 30 años de cárcel). Si la vaca se muere de muerte natural, hay que avisarle al gobierno que la busca y se la lleva."



"Nos dan algunos medicamentos gratis, otros los tenemos que comprar en la farmacia común pero hay otros que debemos comprar en la "Farmacia internacional" y esos hay que pagarlos con dinero convertible. Hay uno que compro para mi abuela y me sale 17 convertibles, cuando mi sueldo es el equivalente a 20 convertibles."



Un señor de 40 años padre de 4 hijos, llorando: "Quiero vivir en libertad, afuera viven en libertad y yo quisiera poder hacerlo."



"Una mujer salió a protestar y a pedir que le digan dónde está el esposo desaparecido por sus ideas políticas contrarias a Fidel, y fue arrestada."



"Hay miles y miles de presos y desaparecidos por no pensar como el gobierno quiere." (En el aeropuerto hay un cartel donde el gobierno cubano denuncia que en EEUU hay 4 cubanos encarcelados).



"Raúl es peor que Fidel, es un analfabeto, un bestia que se dejaba pegar patadas por Fidel cuando éste estaba con bronca".



"Raúl Castro, él en persona, es dueño de 5 hoteles en Varadero."



"Los hermanos Castro toman vinos de 300 dólares la botella. Lo sabemos porque lo reveló una de las mujeres de Fidel en un video que dio a conocer cuando se enojó con él."