martes, enero 15, 2008

El Lado Oscuro de la campaña de Ron Paul

Yo leí hace unos años 1984 y me impactó (como a todo el mundo). Pero simplemente no me pudo entrar en la cabeza el asunto del doublespeak, la idea de que se puede decir una cosa y su contrario a la vez, y a creer las dos cosas simultáneamente. Me parecía una exageración. Después vi Star Wars episodio III y me dije, "pero ahora que Anakin sabe que el senador Palpatine en realidad era el Lord Sith y que fue el que planeó todos los problemas que tiene y el quilombo en que se metió, ¿cómo puede ser que se pase al lado oscuro? No me cierra."



Ayer tuve una experiencia que confirma que todo eso puede pasar. Que pasa y está pasando todos los días con alguien, aquí o allá. Todo comenzó con Ron Paul, el candidato republicano que cosecha adhesiones de la extrema izquierda y la extrema derecha (incluyendo al Klu Klux Klan y los nazis de Stormfront), con su discurso libertario, "revolucionario", anti-israelí, y anti-estatal. Yo ya me olía algo muy feo allí. Pero el otro día salió una historia en The New Republic, "Angry White Man" (Hombre Blanco Enojado), en la que se develan los newsletters que él mandaba para su campaña política durante los años 90. Repletos de racismo contra los negros, contra los judíos, contra las feministas, contra los gays. Su posición anti-estatal es simplemente anti gobierno federal, y surge de considerar que la Guerra Civil Norteamericana fue una intervención injustificada en el derecho de los estados del sur a mantener esclavos negros.... básicamente, de esa bomba no se sale. La gente que apoyaba a este candidato racista comenzó a alejarse a montones. Pero...



Pero siempre está ese Anakin que se transforma en Darth Vader. Si visitan esta página encontrán capturas de pantalla de la discusión de un blog, en el cual un tal Daron Westbrooke, fanático de Ron Paul, pasa de la desesperación ante el descubrimiento que su candidato es un asqueroso racista, al lado oscuro.



Pasa de: "Oh, voy a vomitar. Esta nota (del newsletter) está firmada (por Ron Paul) y hace mención a todas las otras que la campaña denunció hoy. Voy a vomitar!!! ¿Qué hacemos?"



A: "todo lo que tenemos son [la idea de que] las firmas [son falsas], pero el punto es repetirlo y repetirlo. podemos hacer esa idea realidad."



Para ese entonces, la campaña de Ron Paul ya había aceptado que las notas eran genuinas, aún cuando Ron Paul quiso hacer creer que alguien de su entorno las escribió por él, y que él nunca las miró... por más de una década! No sólo eso era completamente absurdo, y aún en el mejor de los casos, indica que esa persona que no sabe lo que pasa con lo que hace su gente más cercana en su campaña por una década entera no puede ser presidente, sino que luego se encontró un pedido de contribución monetaria a la campaña, firmado por Ron Paul y haciendo mención a la newsletter donde aparecía todo ese racismo.



El Lado Oscuro existe. Vaya si existe.