lunes, julio 30, 2007

Mashina - Pure snow - Nieve pura

An amazing song by Mashina (1980s) an Israeli group. Can't embedded it.

Una canción increíble de Mashina (de los 1980s) un grupo israelí. No se puede postear, hay que verla desde la página.

viernes, julio 27, 2007

Y se van cansando... And they get tired at last...

The Palestinian Authority government published its platform on Friday, which for the first time does not include a reference to armed struggle against Israel.



Nonetheless, the government stressed that it is committed to PA Chairman Mahmoud Abbas' call for a "popular struggle against the Israeli occupation."



Hamas rejected the plan, and vowed to continue the armed struggle against Israel, the radio said.


Not bad. Now imprison the terrorists and we will start again. Did we really had to have more than 1000 dead to go back to 1993? So many people has died... Will it stick at last?



El gobierno de la Autoridad Palestina publicó su plataforma el viernes, en la que por primera vez no incluye una referencia la lucha armada contra Israel.



Sin embargo, el gobierno remarcó que está comprometido con el llamado del jefe de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas a una "lucha popular contra la ocupación israelí."



Hamas rechazó el plan, y juró continuar con la lucha armada contra Israel, dijo la radio.

No está mal. Ahora apresen a los terroristas y empezamos de nuevo. Realmente tuvimos que tener más de 1000 muertos para volver a 1993? Tanta gente que murió... Y esta vez va a resultar?

jueves, julio 26, 2007

Evento colorido - Colorful event

Evento de la Javaiá Israelit (La experiencia Israelí) para jóvenes de la diáspora por el 40 aniversario de la unificación de Jerusalén. Esto es enfrente de la puerta de Yafo. The Israeli Experience event for young people from the Diaspora in memory of the 40th aniversary of the unification of Jerusalem. This is in front of Jaffa Gate.

Estos chicos son mexicanos. Ven la bandera? (al fondo, enrollada por el viento) These kids are Mexicans. See the flag? (in the background, rolled up because of the wind)

Grupos de chicos de los Estados Unidos, Inglaterra, Suiza, México, Francia y otros países caminaron al lado de las magníficas muralles hacia el escenario. Groups from United States, England, Switzerland, Mexico, France and other places walked beside the mighty walls towards the stage.

Aquí están, en el valle de Gehena, (Infierno), donde hay un parque para realizar espectáculos. Here they are, in the Valley of Gehena (Hell), where there is a park and a stage for festivals.

Este es el valley (la Ciudad Vieja está a la izquierda, fuera de la foto). La colina que ven a la izquierda es el Monte Sión. This is the valley (the Old City is to the left, outside the picture). The mountain you see on the left is Mount Tzion.

Y acá está el escenario antes del evento, en el ensayo. And here is the stage before the event at the rehearsal.

martes, julio 24, 2007

La muerte de Arafat

El liderazgo palestino reconoce que Arafat murió de Sida y no envenenado por Israel como les convenía decir.



Además, al parecer, Arafat era gay, aunque lo mantuvo oculto. A mí no me importa si Arafat era gay - ya que era un asesino hijo de puta- pero conozco a 800 millones de árabes a los que la noticia les va a caer muy mal...

Apoyando a los rebeldes - Supporting the Rebels

Este corto post es una traducción del de Mick Hartley. This post is a translation of Mick Hartley's.



Lo siguiente tiene su relevancia hoy en día:

Durante las convulsiones de los campus universitarios de los años 1960s tardíos, cuando la rebelión contra cualquier autoridad era considerada como una obediencia a toda las virtudes, el film "Morir en Madrid," un documental sobre la Guerra Civil española, fue proyectado en un pequeño colegio liberal de artes famoso y presumido de su dedicación a todas las cosas progresivas. Cuando el narrador del film anunció, "Los rebeldes avanzaron sobre Madrid," los estudiantes, que adoraban a los rebeldes y eran inocentes de información, aplaudieron. El Colegio Antioch en Yellow Springs, Ohio, había estado tan ocupado en convertir estudiantes en contenedores de liberalismo y apóstoles del perfeccionamiento social que no había encontrado tiempo para la tarea cansadora de enseñarles hechos tediosos, como que los rebeldes en España eran los fascistas de Franco.

sábado, julio 21, 2007

El asesino Mugabe



Hay un sólo país que se autodestruyó con más gusto que la Argentina. Ese es Zimbabwe.



La historia es larga, ya, aunque no tanto. Cuando estuve en Sudáfrica, en 1997, recuerdo que escuché a la gente comentar que en el país vecino, Zimbabwe, el gobierno estaba por expropiar las granjas de los farmers blancos para hacer una revolución agraria y dárselas en propiedad a los negros, muchos de los cuales trabajaban allí.



Ahora, no se trataba de grandes haciendas incultas, sino de granjas medianas, que producían una gran proporción de la comida y el producto bruto de ese país africano.



Finalmente, el presidente Mugabe (amigo y aliado de Chavez y de Ahmadinejad) en el año 2000 expropió 4.300 granjas, dejando en la calle a los granjeros blancos y regalando las tierras a sus partidarios. Algunos años después y Zimbabwe prácticamente ya no produce nada. Su inflación es más grande que en la peor época de la hiperinflación argentina. Su último intento de estabilizar la moneda fracasó, cuando el gobierno se dio cuenta que el billete más grande de todos los que envió a imprimir a Inglaterra y que pagó en dólares, valía aproximadamente lo mismo que medio tomate. Los paquetes con los billetes nuevitos y sin estrenar fueron guardados en galpones. Periodistas fueron a ver la granja de Mr. Francis Nhema, Ministro de Medio Ambiente y Turismo de Zimbabwe y nuevo jefe de la Comisión de Desarrollo Sustentable de la ONU (!). La granja fue confiscada en el año 2000 y ahora estaba abandonada. 200 personas habían estado trabajando bajo su antiguo dueño. Ahora eran sólo 32, que cobraban lo equivalente a un paquete de sal por mes, y 60 simplemente se murieron de hambre.
Mugabe y Ahmadinejad

En el año 2005, el presidente de Zimbabwe decretó la Operación "Sacar la Basura", por medio de la cual destruyó los puestos callejeros y ferias en las ciudades de Zimbabwe, afectando a 700.000 personas. La gente que menos tenía, y que usaba esos puestos muchas veces para vender sus últimas pertenencias, como platos, o ropa, vio como sus mercaderías eran destruidas o confiscadas por la policía de Zimbabwe.
Mugabe y Chavez

Hace unos días, el gobierno envió una Fuerza de Tareas compuesta por policías de uniforme y de civil, y lúmpenes de todo tipo para obligar a todos los comercios a vender las mercaderías a mitad de precio (lo que sería por menos del precio de compra). El resultado es que los negocios están todos cerrando, y los supermercados tienen las góndolas vacías. Mientras tanto, los partidarios del gobierno van en 4x4 y autos último modelo de negocio en negocio, alertados por la policía, para entrar en masa apenas la Fuerza de Tareas baja los precios y comprar todo a mitad de precio, mientras que la gente común espera afuera y se queda sin nada.
Mugabe, Lukaschenko, el dictador de Bielorusia y Chavez
Pobre gente. Es un genocidio.

viernes, julio 20, 2007

Cuentos yiddishes

El otro día fui al Kenión Malja y pasé por la Steimatzky para sacarme de encima unos puntos que tenía acumulados de la Visa Leumí.



Me compré las Yiddish Folktales, una compilación de cuentos folkloricos judíos. Leyendo éste, no sé por qué me acordé de los críticos de Israel (y del pueblo judío).

Contentar a todo el mundo



Un anciano y su hijo de diez años estaban guiando a un camello a través del desierto. Su camino era largo, el sol quemaba, y estaban cansados. Se encontraron con un hombre que los miró asombrado. "Qué tontos que los dos van a pie," dijo, "cuando el camello fue creado para cargar gente."



Siguiendo las palabras del extraño, el anciano montó el camello y su hijo lo siguió a pie. Un poco después se encontraron con un segundo viajero, que dijo, "¿No tienes piedad de tu hijo? El es todavía un niño con pies delicados; míralos, cortados en tiras. ¿Cómo puede un padre permitir que su propio hijo sufra así?"



El padre, avergonzado, desmontó y puso a su hijo sobre el camello. Pero un poco después se encontraron con un tercer viajero, que gritó, "¡Verguenza - y en el calor del día, encima! Un niño no tiene derecho a montar mientras su viejo padre camina."



Así que el anciano tuvo otra idea: ambos montarían el camello, poniéndose confortables mientras el camello seguía. Pero entonces se encontraron con un cuarto viajero que levantó las manos en horror. "¡Abusando de una bruta criatura! ¡Haciendo que lleve una carga doble! ¿No tienen piedad en sus corazones?"



El padre y el hijo rápidamente desmontaron. El padre dijo, "Bueno, no hay nada que hacerle, vamos a tener que cargar al camello entre nosotros. Aunque probablemente va a venir alguien que diga que es estúpido. No importa lo que hagamos, no podemos contentar a todo el mundo."


De paso, Leonard Nimoy (Dr. Spock) tiene esto que decir en la contratapa del libro:

"Como presentador de las series de la Radio Nacional Pública, Historias Cortas Judías de Europa Oriental y Más Allá, tuve la oportunidad de redescubrir las alegrías de la literatura Yiddishe. Muchas de las traducciones que usamos fueron tomadas del excelente libro de Schocken Library of Yiddish Classics - unas series que juntan un material que está muy vivo y continua deslumbrándonos con su brillantez, ingenio y humanidad."

miércoles, julio 18, 2007

Sobre Dios después del Holocausto (II)

El comentario de Levinson en el anterior post me da pie para presentar la posición de Eliezer Berkovits, que probablemente es la que Levinson estudió y adoptó, y las críticas que Steven T. Katz le hace.



Berkovits en "Faith after the Holocaust" sostiene la tradicional postura del libre albedrío. Dios no puede intervenir en los asuntos humanos porque de lo contrario anularía la voluntad libre del hombre, lo que lo hace humano, y además, la intervención de Dios "destruiría" la historia, convirtiéndola en milagro. El hombre sólo puede existir porque Dios "esconde su rostro" (hester panim en hebreo). La ausencia de Dios permite el comportamiento moral y es la prueba más clara de su presencia (según Berkovits). Si queremos saber que Dios existe, hay que mirar la existencia continuada del pueblo judío, que sobrevivió situaciones sin parangón. La existencia del pueblo judío es entonces, para Berkovits y para Levinson, la prueba de que Dios existe.



Un punto aparte que sostiene Berkovits es que la existencia del Mal en el mundo permite la aparición de cierto tipo de Bien(es) que no podrían existir de otra manera: por ejemplo, heroísmo, coraje, caridad, compasión, fidelidad, etc.



La consecuencia de esta postura es que (en palabras de Berkovits): "mientras que El (Dios) es permisivo con el malvado, debe hacer oídos sordos a los lamentos angustiados de los ultrajados"



Katz reconoce que la postura es coherente, pero poco convincente. Y la ataca de dos maneras principales:



1. ¿No podía Dios, omnipotente, omnisciente y absolutamente bueno, haber creado un mundo en el cual hubiera libertad humana pero no mal?



2. Aún si ciertos "bienes" son generados al superar o en respuesta al mal, ¿no podría haber hecho Dios que estos bienes se produjeran sin tanto mal, o incluso no hubiera sido preferible que no existieran esos bienes dado el mal (y el sufrimiento) que se necesitan para producirlos?



Estas dos críticas se desarrollan a continuación:



1.a. Si Dios ha hecho a los hombres tales que por su propia libre voluntad a veces prefieren el bien y a veces el mal, ¿por qué no podría haber hecho que los hombres siempre elijan libremente el bien? Si no hay una imposibilidad lógica en que el hombre elija libremente el bien una vez o varias veces, tampoco debería haber una imposibilidad lógica para que lo elija libremente siempre. De hecho, esta es la idea del Paraíso, o el mundo por venir, en el cual los hombres viven eternamente sin elegir jamás el mal. Si Dios ha creado una situación así, como mucha gente sostiene, evidentemente podría haberla creado en la Tierra.



1.b. Si fuera de todas maneras, imposible que exista un mundo sin mal, ¿no podía Dios haber creado un mundo con menos mal? Por ejemplo i) con un pequeño milagro que sin eliminar el mal que se hizo en el Holocausto, lo hubiera hecho menor. Eso no hubiera eliminado la libre voluntad de los asesinos. ii) haciendo que el hombre tenga una capacidad mayor para la conducta moral o para absorber la educación moral. Otra vez, eso tampoco eliminaría la libre voluntad, sino que haría a los hombres más propensos a elegir el bien que el mal.



1.c. Además, si hablamos del Dios judío, es un Dios que ha hecho milagros para salvar al pueblo judío. Ha intervenido en la historia en numerosas ocasiones (por ejemplo, el Exodo de Egipto). ¿Por qué no entró en la historia en Auschwitz, para decir "basta"? Y cuando entró en la historia en Egipto, ésta no fue "destruida", sino que continuó normalmente luego. ¿Por qué sería "destruida" ahora? ¿Y es un Dios que no interviene en Auschwitz, mientras que lo ha hecho en otras ocasiones, aún merecedor de ser adorado?



2.a. Respecto a los "bienes secundarios" que se producen sólo en la presencia del mal, realmente ¿son tan necesarios? Si bien valoramos a la gente que alimenta y cuida a los pobres o los enfermos, ¿no hubiera sido mejor que no hubiera pobreza ni enfermedad de la cual preocuparse? Katz dice que a veces valoramos demasiado la "libertad" en nuestra discusión teológica. Pero en la vida real, no la valoramos tanto: metemos presos a los criminales, impedimos que se grite "fuego" en un teatro lleno, etc. Aún cuando la libertad es algo importante, creemos que restringirla para evitar el mal que se puede causar es más importante. ¿Por qué entonces, somos tan capaces de justificar que Dios no se entrometa en prevenir el mal para no eliminar nuestra libertad?



2.b. Además, se puede restringir la libertad en elementos específicos sin necesidad de eliminarla del todo. Por ejemplo, una persona puede tener una fobia a X que no lo limite en su poder de decisión respecto a Y. ¿Por qué Dios entonces, no instauró una fobia general a matar o violar?



2.c. Katz además da vuelta el eje de la libre voluntad/moralidad y el mal. La opinión de Berkovits es que no podemos tener moralidad sin tener libre voluntad. Pero Katz dice que nuestra libre voluntad y la moralidad que es su resultado son menos importantes si hay menos mal en el mundo con el cual enfrentarse. Es decir, si se elimina o se reduce la cantidad de mal, la necesidad de moralidad o de elecciones morales declina también.



2.d. Katz también critica el uso que hace Berkovits de los ejemplos de heroísmo frente a la adversidad en el Holocausto. Berkovits los usa para señalar que el Holocausto permitió el desarrollo moral y el crecimiento del carácter en aquellas personas que rescataron judíos, arriesgaron su propia vida, etc. Esta es la idea de que la elección del bien en circunstancias terribles es más valiosa que elegir el bien en la vida normal, y que de esta manera el sufrimiento lleva a un nivel de moralidad más elevado moral, educa el carácter. Pero Katz dice que i) el Holocausto se trata principalmente de la eliminación de esta misma posibilidad de desarrollo moral en 6 millones de personas, y especialmente de demasiados niños judíos que nunca tuvieron la posibilidad de realizar este potencial. ii) Si se sigue esta línea de razonamiento, cuanto más mal haya, más grande será el heroísmo, hasta que se puede pensar que el asesinato de 12 millones de personas hubiera producido el doble de heroísmo y nobleza de carácter que el de 6 millones. Se llega al absurdo. iii) otra conclusión sería que los nazis estuvieron ayudando a los judíos a ser virtuosos y asistiéndolos en su desarrollo ético. iv) y finalmente Katz se pregunta si es justo que tantos niños judíos hayan muerto de hambre, gaseados o baleados para que otras personas hayan tenido la oportunidad de cuidarlos y consolarlos.



Katz comenta que la defensa del líbre albedrío no convence ni siquiera a Berkovits, y que este así lo reconoce. Para poder "salvar" la teoría, en la cual Dios no detiene al malvado ni socorre a la víctima, Berkovits se ve forzado a agregar que todo el sufrimiento será redimido en una dimensión más allá de la historia, en la vida después de la muerte. Esto, dice Katz, es una confesión de que la libertad humana extrae un precio demasiado alto.



Pero esta "solución" igualmente es poco satisfactoria. Dios nos hace el mal (o permite que el mal se efectúe) y después nos intenta "compensar". Pero eso no lo aceptamos en la vida real. Por ejemplo, si una persona mata a un pariente nuestro en un accidente de auto, y luego nos compensa con dinero, cuanto menos parece digna esta transacción de parte de Dios.



Finalmente, Katz dice que a él también la continuada existencia del pueblo judío, frente a todas las adversidades, le dice "algo". Pero hasta allí puede llegar en su discusión filosófica, ya que decir que eso prueba la existencia de Dios como lo que piensa Berkovits o Levinson, es ya hablar el lenguaje de la fé. No hay forma de convencer a nadie de que Israel es el pueblo de Dios, y la afirmación no puede ser demostrada.

viernes, julio 13, 2007

Sobre Dios después del Holocausto (I)

Trabajar cerca de una biblioteca me enfrenta con una tentación difícil de resistir. En un panel de corcho pegan las tapas de los últimos libros que se compraron. Y así me interesó leer este: "The Impact of the Holocaust on Jewish Theology" (El impacto del Holocausto en la teología judía), una colección de artículos presentados en dos conferencias internacionales que se llevaron a cabo en Ashkelon hace unos años.

¿Por qué lo elegí? Bueno, porque siempre el Holocausto me pareció un tema fundamental y tenía interés en saber cómo resolvía la teología judía este problema. El segundo artículo en especial, el de Steven T. Katz fue el mejor y más completo de todos. "The Issue of Confirmation and Disconfirmation in Jewish Thought after the Shoah", salvo algún que otro defecto.



A continuación está el problema planteado en pocas palabras:



"Si Dios es infinitamente bueno y todopoderoso como se lo conoce en las religiones monoteístas, ¿cómo puede ser que exista el mal en el mundo, que inocentes mueran y pasen cosas tan terribles como el Holocausto? O Dios no pudo evitar la catástrofe y por lo tanto no es todopoderoso, o pudiendo evitarla, no lo hizo, con lo cual no es tan bueno como lo creemos. Entonces, ¿cuál es el sentido de rezarle a un Dios malvado o insensible? En cualquiera de los dos casos, Dios si existe, no es como lo habíamos pensado."



Dentro de la teología judía el problema tiene incluso una capa más, ya que el Pacto entre Dios y Abraham establece que somos Su pueblo y que nos ha encomendado una misión (simplificando ser un ejemplo para otros pueblos, no que somos de ninguna manera “mejores”). ¿Cómo es posible que Dios haya permitido que le hagan hecho esto a Su pueblo? ¿Acaso el Pacto ha sido anulado? ¿Acaso Dios nos ha abandonado?



Cumpliendo la regla que dice que cuando hay dos judíos hay tres opiniones, me entusiasmó mucho saber que han habido diversas (y contradictorias) respuestas judías a este problema. Muchas más de las que puedo enumerar o recuerdo. Han habido respuestas que negaron a Dios, respuestas que conservaron la fé en El, respuestas moderadas y respuestas radicales, respuestas tradicionales y respuestas innovadoras. Por supuesto, poco consenso. En este post trato una de ellas.



Richard Rubenstein declaró la “muerte de Dios”. Es decir, Dios como lo concibe la tradición judía no pudo haber permitido que pasara el Holocausto, como el Holocausto pasó, entonces Dios como es concebido en la tradición judía no existe. Esto implica que la historia no tiene un sentido absoluto, sino que es una colección de eventos arbitrarios, donde el azar reina. No hay Dios y tampoco hay Pacto.



La crítica de Steven Katz a Rubenstein es que este último ve la historia judía sólo desde el prisma del Holocausto, olvidando que hubo una historia judía antes de Auschwitz y que habrá historia judía después. En primer lugar, el pueblo judío no fue completamente destruido en el Holocausto. Es decir, cuanto más nos alejemos de este evento histórico, más relativo será su valor para definir el sentido de la historia judía. En segundo lugar, luego del Holocausto ocurrió la fundación del Estado de Israel, la Tercera Comunidad Judía en la tierra de Israel. Katz reprocha que Rubenstein asigne valor metafísico sólo a las cosas malas, pero no a las buenas. Para Rubenstein el Holocausto es un dato importante para saber si Dios ha muerto o no, pero el Estado de Israel no, porque es sólo una obra humana, y encima, una obra humana realizada por judíos que explícitamente habían rechazado confiar en Dios para poder salvarse y tomaron la tarea en sus propias manos. Katz dice que Rubenstein elige sólo la evidencia que le da la razón.



La lógica de Rubenstein se sostiene en el falsacionismo de Karl Popper, Katz dice que el falsacionismo no puede resolver cuestiones teológicas. Esto es lo que dice Katz:




¿Qué les parece? Yo creo que hay algo en la crítica de Katz a Rubenstein que está equivocado. Suponiendo que Rubenstein detalle las condiciones en las que la hipótesis “Dios existe” pueda ser refutada, y éstas condiciones se cumplen, la hipótesis debería caer, no importa cuántas supuestas pruebas a favor de la existencia de Dios pudieran haber. Porque desde el falsacionismo no importa la cantidad de evidencia a favor, sino sólo el peso de la evidencia en contra. Me parece que Rubenstein está en lo correcto, en sus propios términos, mientras que Katz pifia la crítica. ¿Debe contar la evidencia a favor? ¿Puede usarse el falsacionismo en cuestiones teológicas? ¿No está usando Katz para criticar a Rubenstein una versión de “verificacionismo” (la idea de ir juntando pruebas a favor para sostener una hipótesis)? ¿Es eso legítimo?

jueves, julio 05, 2007

El ratón farfour

El ratón Farfour murió. Video en castellano, via infolive TV.

martes, julio 03, 2007

Vista desde la U. Hebrea - View from the Hebrew U.



Not bad at all... you can see the old city just ahead...

No está nada mal... se puede ver la ciudad vieja enfrente...

lunes, julio 02, 2007

Wood carvings - Tallas de Madera

I caught sight of a letter from an individual who was part of a group of Jewish educators who were doing a trip to Poland as part of a yearly program at an Israeli University:



"We wanted to believe Poland is now a better, more tolerant place. But when we walked past market stalls selling wood carvings of caricatured hook-nosed, black-hatted Jews, clutching coins in their gnarled hands, it became clear that the subterranean stream of antipathy clearly exists beneath the sunny cobble-stoned streets…"




Llegó a mi mano una carta de una persona que formó parte de un grupo de educadores judíos que estaban haciendo un viaje a Polonia como parte de un programa anual en una universidad israelí:



"Queríamos creer que Polonia es ahora un lugar mejor, más tolerante, pero los puestos en el mercado que vendían tallas de madera de caricaturas de judíos con sombrero negro, nariz ganchuda, aferrando monedas en sus manos torcidas, dejó en claro que la corriente subterránea de antipatía sigue existiendo bajo las soleadas calles empedradas..."