martes, enero 30, 2007

Must see video - Video imprescindible

I am very busy lately, with the end of the semester at the university and all. But I ask you to take 15 minutes of your time and see a video on full screen (and audio). Posted then by OnTheFace

Later you will thank me. See it in full. To see it you must copy this URL:


http://switch248-01.castup.net/cunet/gm.asp?ClipMediaID=209947&ak=63628786



and paste it on the address field of a new browser window (or on this one).


Estoy muy ocupado ultimamente, con el fin del semestre en la universidad y todo. Pero les pido que tomen 15 minutos de su tiempo y vean un video a pantalla completa y con audio. Posteado en su momento por OnTheFace

Luego me lo van a agradecer. Véanlo completo. Para verlo tienen que copiar esta URL:


http://switch248-01.castup.net/cunet/gm.asp?ClipMediaID=209947&ak=63628786



y péguenlo en el campo de direcciones de una nueva ventana de navegador (o de esta misma).

viernes, enero 26, 2007

Cien Puertas - A Hundred Doors

Ok, a post to make all the religious people angry with me.

Ok, un post para hacer enojar a toda la gente religiosa.

The haredí (Jewish ultra-orthodox) Jerusalem's neighborhood of Mea Shearim (A Hundred Doors). The posters are the only way most of them are aware of what happens in the country (I don't know about the world), because they are forbidden to read the newspapers, watch television, listen to the radio (maybe some specific programas they can, but I am not sure), etc, etc, etc. So some post the signs and people stop and read them. That whay they are sure that they are not going to read about sex, won't see women showing even their ankles (the horror!) or women singing. All that they are forbidden to see, hear or discuss. What a bunch of losers. BTW, almost all of the posters in the picture talk about spiritual subjects: that rabbi is presenting a new book to heal the soul, the other rabbi is going to give a lecture about healing the soul, and a poor guy called Moshe Ashkenazi died recently, and his family is letting everyone know. I hope he got his soul healed before that.

El barrio jerusalemita jaredí (de judíos ultra-ortodoxos) de Mea Shearim (Cien Puertas). Los posters pegados allí son la única manera en que la mayor parte de ellos tienen idea de lo que pasa en el país (por no hablar del mundo), porque tienen prohibido leer los diarios, ver la televisión, escuchar la radio (quizás algunos programas específicos sí, pero no estoy seguro), etc, etc, etc. Así que algunos pegan los carteles y la gente para y los lee. De esa manera se aseguran de que no les van a hablar de sexo, no van a ver mujeres mostrando el tobillo (horror!) o no van a escuchar a una mujer cantar. Todo eso lo tienen prohibido. Simplemente, que nabos. De paso, casi todos los posters que se ven en la foto tienen que ver con temas espirituales. Tal rabino acaba de sacar un nuevo libro para curar el alma. El otro rabino va a dar una conferencia para curar el alma. Y un pobre tipo llamado Moshe Ashkenazi se murió y su familia se lo comunica a todo el mundo. Espero que se haya hecho curar el alma antes.

Option B - Opción B

Bueno, al parecer Avodá entró en razón y ahora lo que está "demandando" es que lo nombren a Majadele ministro sin cartera. Buenísimo. Ahora que se vaya Amir Peretz!


Well, it seems that Avoda came to his senses and now what it is "demanding" is that Majadele be named Minister without portfolio. Great. Now fire Amir Peretz!

jueves, enero 25, 2007

Limpieza étnica - Ethnic cleansing

And while we (the Jews) discuss about how nice we need to be, next door, the Palestinian Muslims have almost ethnically cleansed Bethlehem (the place where Jesus was born, according to Christian tradition) of Palestinian Christians. And the latter are finally openly complaining. Jerusalem Post, "Bethlehem Christians claim persecution", by Khaled Abu Toameh, January 25, 2007.


Y mientras nosotros (los judíos) discutimos sobre lo buenos que tenemos que ser, al lado nuestro, los musulmanes palestinos han casi terminado de limpiar étnicamente a Belén (el lugar donde según la tradición cristiana nació Jesús) de cristianos palestinos. Y estos últimos, finalmente, se están quejando públicamente. Jerusalem Post, "Bethlehem Christians claim persecution", by Khaled Abu Toameh, January 25, 2007.



UPDATE: Un artículo sobre el tema en la revista alemana Spiegel (en inglés).

An article about the same subject in the German magazine Spiegel.

miércoles, enero 24, 2007

Un embrollo atómico - An atomic balagan

Ok, se viene un post jodido. No digan que no les avisé.



El asunto: el posible primer ministro musulmán en Israel, propuesto por Amir Peretz, líder de Avodá (Laborismo) para ser Ministro de Ciencia y Tecnología.



Ok. Primera vez que lo digo, pero Peretz es un idiota! Un pelotudo que debería ocuparse de organizar huelgas, que así de malas le van a salir.



¿Por qué lo digo? Ahora verán.



Primero tengo que comentar algo sobre el dicho de Avigdor Lieberman sobre que nombrar a Rajeb Majadele, el político musulmán, como Ministro "es un golpe mortal para el sionismo" y el revuelo que se armó por esto. El problema es que Lieberman técnicamente tiene razón.



La idea de los judíos de refundar su propio estado fue consecuencia directa del rechazo de los países europeos a aceptar a los judíos como legítimos miembros de sus naciones. Variados incidentes de antisemitismo, pogroms, rechazo y desconfianza, dieron ímpetu a la idea de que los judíos sólo podrían vivir una vida normal y completa en su propio estado. Donde no se les brindaría la opción malvada de elegir entre ser "personas como todos" o ser judíos. En Israel se puede ser "una persona como todos" y judío al mismo tiempo. El Holocausto y la negativa de los países europeos y de los aliados a pararlo (a pesar de que líderes judíos pidieron que, por ejemplo, bombardearan Auschwitz para parar la masacre, pedido que fue rechazado) sólo vino a confirmar esta primera idea. Y le agregó otra, que ya de hecho había tenido su surgimiento a partir de los pogroms zaristas en Rusia: que los judíos sólo podrían estar seguros si su ejército, su estado, sus fuerzas de orden y sus políticos surgieran de entre ellos mismos. Un ejército judío (hoy en día, un ejército de mayoría judía) es el único que puede asegurar que 1) no se van a usar las fuerzas armadas para atacar a los judíos, como ocurrió siempre a lo largo de la historia. Además, 2) es lo único que puede asegurar que el ejército se ocupe de defender a los judíos en causas judías (por ejemplo el rescate de Entebbe, la destrucción del reactor iraquí, la captura de Eichmann, etc). ¿Como podría defenderse políticamente poner en riesgo las tropas de un ejército no judío para llevar a cabo acciones de defensa de los judíos? Esta claro que la oposición sería significativa o directamente abrumadora. "¿Rescatar a los judíos de Entebbe?", dirían los militares, "si no se trata de ciudadanos israelíes, el hecho ocurre en Uganda y nosotros no tenemos nada que ver. Que se ocupe la ONU." O, "¿dejar entrar a refugiados judíos?" ¿qué tenemos que ver los israelíes con ellos? no podemos absorber a toda esa gente. Mándenla de vuelta a Chipre o Argentina o dónde les parezca, pero no nos jodan."



El Ministerio de Ciencia y Tecnología es relativamente chico y por eso parece inocuo. Pero no lo es. Este ministerio mantiene los secretos estratégicos más importantes de Israel. Mucho más importante que cualquier cosa que el Ministerio de Seguridad Interior o el Ministerio del Interior pueda poseer. Esto fue confirmado por un ex-Ministro de ese Ministerio. El de Ciencia y Tecnología pone a disposición del ministro información ultrasecreta sobre la capacidad nuclear de Israel, los satélites de Israel y la información sobre los satélites de los enemigos, la nueva tecnología militar israelí e informaciones incluso más delicadas que estas, si me pueden creer, que ni siquiera las quisieron poner por escrito en el diario. Poner a un árabe a cargo de este ministerio es volver a poner el destino del pueblo judío en manos de alguien no judío. Simplemente así. Y Majadele puede ser un santo, pero es renunciar al sionismo y punto. Si el tipo resulta ser un traidor, Israel se va a encontrar totalmente indefensa frente a sus enemigos. ¿Se puede apostar el destino de Israel por un posible, no necesariamente efectivo, limitado acercamiento con la minoría árabe? Qué dilema.



Por otro lado...



Se puede decir que el deseo sionista de no depender de nadie más que de los judíos para nuestra supervivencia fue desde el comienzo un deseo irreal. A fin de cuentas, si EEUU decide mañana que no vale la pena apoyar a Israel, mientras que los árabes se siguen armando alegremente con armas norteamericanas, rusas, chinas, francesas e inglesas, no hay duda de que estaríamos muy jodidos. Sin embargo, puede decirse que en realidad ningún país es completamente independiente para su supervivencia del resto del mundo. Ni siquiera EEUU. Basta una orden del Kremlin para que EEUU (y el resto del mundo) sea destruido por armas atómicas. Es decir, que el sueño sionista no puede ser un sueño absoluto, sino sólamente relativo. Cierto que dependemos principalmente de nosotros. Pero también dependemos de lo que hagan los demás.



¿Por qué es Amir Peretz un idiota? Por habernos puesto a los judíos, como resultado de un spin mediático que se le ocurrió para zafar de los ataques por su responsabilidad en la guerra del Líbano, en la situación de tener que decidir entre A) poner en manos de un árabe el destino de Israel o B) embarrar, quizás definitivamente, las relaciones con la minoría árabe. A partir de ese momento sabrían que hay un "techo de vidrio" que no pueden cruzar.



Todavía está la posibilidad de que Majadele sea un ministro sin cartera, y que el cargo de Ministro de Ciencia y Tecnología vaya a otra persona. Pero por supuesto que el tipo no quiere y que eso nos colocaría en la posición B.



Peretz nos puso de buenas a primeras en un embrollo atómico. Que flor de pelotudo.



La verdad es que estamos en una situación muy complicada y no es momento de andarse con delicadezas. Tampoco estamos hablando de hacer como los norteamericanos que pusieron a todos los japoneses-americanos en campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, se trata simplemente de darle a Majadele el cargo de ministro sin cartera en lugar del cargo de ministro de Ciencia y Tecnología. Digamos que yo me voy a morir antes de ver a un judío que sea director de una oficina de relevamiento de alcantarillas en un país árabe. No estamos en la misma situación. Aún así yo prefiero una terrible crítica y que permanezcamos con vida a una hermosa eulogía después de muertos por lo igualitarios que éramos.


UPDATE: An article in the Jpost makes more or less the same point that I did here.

Israelis aren't 'racist' - they're worried



Isi Leibler, THE JERUSALEM POST Jan. 24, 2007



----------------------------------------



When Defense Minister Amir Peretz designated MK Ghaleb Majadle for a ministerial post, in order to garner Arab support for his position in Labor, Israel Beiteinu faction chairwoman Estherina Tartman branded the appointment "shameful and pitiful," "a huge ax poised over the neck of Zionism," and damaging to "Israel's character as a Jewish state."



Granted Tartman's outburst was contemptible. But that does not detract from the reality that increasingly hostile, even treasonable outbursts by Israeli Arabs against the state have created enormous resentment among Jewish Israelis. Some are beginning to regard their Arab neighbors as fifth columnists.



In large measure it is the radical Israeli-Arab politicians who compete against each other to undermine the legitimacy of the Jewish state who must shoulder the blame for this.



For example, it was treason, pure and simple, when MK Azmi Bishara and two other Balad MKs last year traveled illegally to Beirut and Damascus and proclaimed their solidarity with Hizbullah. "Hizbullah won, and for the first time since 1967, we tasted the taste of victory," Bishara stated, adding that demonstrating "solidarity with these heroes is the least we can do." Bishara also supported Syria's struggle to free "occupied Arab land" and praised Syrian support for "resistance."



Balad MK Wasal Taha described the abduction of IDF soldiers as legitimate and said that "resistance is not terror but a moral value." MK Taleb a-Sanaa was forced to resign from the Knesset Foreign Affairs and Defense Committee after conducting illegal meetings with Hamas leaders.



During the Lebanon war an Arab survey found that 78% of Israeli Arabs believed that Israeli leaders should be tried for war crimes. At funerals of Arab children killed by Hizbullah missiles, some parents went so far as to blame Israel, praise Hizbullah, and refer to Hassan Nasrallah as their "brother." At a rally of his followers, Sheikh Raed Salah, an Islamic Movement leader, urged Hizbullah and Hamas not to release kidnapped Israeli soldiers.



More recently, in greetings extended to Fatah supporters in Gaza, MK Ahmed Tibi praised them for having nurtured "the first martyrs who fell and the first prisoners arrested." He urged them to "continue the struggle" until a Palestinian state is established.



In the religious arena, the mufti of Jerusalem and other Islamic leaders openly support Hamas, and call for the establishment of a caliphate on Israeli territory. MK Ibrahim Sarsour warned that any attempt to build a synagogue on the Temple Mount would plunge Israel into a bloodbath. "Muslims and Arabs would not stand by idly while representatives of Satan on earth try to launch their insane plots." Arab schoolchildren are taught about the Nakba, the "catastrophe" of Israel's creation and encouraged to despise the Jewish state.



ANOTHER DISCONCERTING development was a report from the National Committee of the Heads of Arab Local Councils titled "The Future Vision of Palestinian Arabs in Israel." Backed by Arab leaders and intellectuals, the report effectively calls for the dismantling of the Jewish state and its replacement by a binational entity. It demands the abrogation of the Law of Return unless a Law of Return for Arabs is promulgated, replacement of the current Israeli flag and national anthem, and total autonomy in Arab education. It also requires that Israel acknowledge responsibility for the 1948 Nakba and take steps to "rectify the damage inflicted on the Palestinians."



Clearly the radicalization of Israeli Arabs already poses a genuine threat to the security of the nation. In fact, some Arab citizens of Israel have been arrested for spying on behalf of Hizbullah and the Iranians, and others for direct involvement in suicide bombings and terrorist attacks. As of now such incidents are not widespread, but with Israeli Arab MKs calling on their followers to identify with shaheeds, it is inevitable that more youngsters will move in this direction.



To offset these trends the government must introduce a twin-track approach. Israeli Arabs enjoy a higher standard of living than Arabs in any Arab country. One merely has to enter hospitals or universities in Jerusalem or Haifa to appreciate this. But despite this, they are among the lowest-income earners in the country, and still experience discrimination at various levels. The government must commit itself to granting Israeli Arab citizens genuine social and economic equality. Decent Israelis must publicly support this goal.



But in turn, Arab-Israelis must accept the fact that Israel will remain a Jewish state. Those unwilling or unable to do so should join their Muslim kinsmen a few kilometers across the border and live in a future Palestinian state. Of course most would undoubtedly choose to remain in a Jewish state rather than become citizens of Hamasland.



The government is now belatedly reviewing the situation and the Knesset has even begun drafting legislation which will invariably impose limits on freedom of expression.



But we are a nation at war and must defend ourselves. The Knesset was able to outlaw Meir Kahane's party, which posed no threat to the security of the state but was allegedly promoting racism. It should therefore not be difficult to take similar steps against actions which undermine our security.



As a nation surrounded by enemies pledged to our destruction, we must become far more vigilant. This is not a lapse into McCarthyism. It is common sense and self-defense. If British-born Muslims can be transformed into suicide bombers in London mosques and schools, similar situations will inevitably ensue here unless we take firm action in advance.



This should in no way detract from our determination to ensure that Israel remain a Jewish democratic state. Most of us always dreamt of having an Arab minority that would live with us in peace and friendship and possibly even act as a bridge for reconciliation with the Arab world. Alas, at least in the short term that is not on the horizon. But this dream becomes even more distant if we continue burying our heads in the sand and fail to take determined action to bring a halt to the ongoing encouragement of substantial numbers of our citizens into undermining the state in which they live and hating their Jewish neighbors.



The writer chairs the Diaspora-Israel relations committee of the Jerusalem Center for Public Affairs, and is a veteran international Jewish leader.



UPDATE 2



Well, it seems that we are in a national mood for appraisals and reflections in general. I just read this paragraph in another article.
Bueno, parece que estamos en momentos de replanteos y reflexiones en general acá en Israel. Acabo de leer este párrafo en otra nota.



"The Zionist idea was first and foremost about ending the Ghetto Jew's dependence on others for his livelihood and security. The circumstances of Peres's downfall are merely details in the broad, colorful, and increasingly alarming picture depicting the threat from within to a century of Zionist achievement."

"La idea sionista era en primer lugar y principalmente terminar con la dependencia del guetto judío de otros para su sustento y seguridad..."

martes, enero 23, 2007

Numbers - Números



Close to the Old City of Jerusalem, only five blocks away from the Kotel (Western Wall), does it surprise that this house is made of Numbers? What a delight for a kabbalist...


Cerca de la Ciudad Vieja de Jerusalén, a sólo 5 cuadras del Kotel (Muro de lo Lamentos), ¿sorprende acaso que esta casa esté hecha de Números? Qué regocijo para un cabalista...

domingo, enero 21, 2007

Libros que brillan- Books that shine

I am on the page 169 of The Jewish State: The Struggle for Israel's Soul by Yoram Hazoni. A book that alternatively fills me with dread, or makes me almost cry of emotion. It seems that I am monotematic since I started reading it, because my sheliah Y. calls me, the guy I don't see since I left Argentina, in spite that he returned to Israel a little after me, and I tell him about what I am reading.



Luckily, he had the perfect phrase for me, to soothe me a little bit.



"You, more than anyone, know", he told me, "that you don't talk about Zionism, you do it".



Thanks!



Voy por la página 169 de The Jewish State: The Struggle for Israel's Soul de Yoram Hazoni. Un libro que alternativamente me llena de espanto, o me dan casi ganas de llorar de emoción. Al parecer estoy monotemático desde que lo agarré, porque me llama Y. mi shelíaj (el representante de la agencia judía en Argentina), al que no veo desde que me fui de la Argentina, a pesar de que él se fue un poco después que yo nomás, y le cuento lo que estoy leyendo.



Por suerte, él tenía la frase justa para, por lo menos, calmarme y consolarme un poco.



"Vos mejor que nadie sabés", me dijo, "que el sionismo no se habla, se hace".



Gracias!

Interviú, viste? - Interview

Daniel from Herut in a comment passed me the link to an interview that a friendly jornalist made to several Spanish-speaking bloggers from Israel, including your humble ocean-crosser... croissant? cruiser?... yes, cruiser.



In Aurora!



Daniel de Herut en un comentario me pasó el link a una entrevista que hizo un amable periodista a varios blogueros israelíes en español, incluido vuestro humilde cruzador de océanos.



En Aurora!

Pescado salado seco - Salted dried fish



Another culinary discovery, here in Israel. Thanks to Russian immigrants and my sane curiosity: the salted dried fish! So we were hurrying to buy some stuff, white cheese, for example, before Shabat started, in the Russian supermarket around the block (yes, here, as compared to Argentina, you say the Russian supermarket and not the Gallego supermarket), and we were hungry. So there I saw this bag with fish that I always see everywhere but never buy and asked to the guy at the counter how do you eat it. He said, "with beer is great, like peanuts or popcorn". So we bought some beers. What a discovering! They are totally addictive! They smell like anchovy (that, after all is also a salted fish), and they are hard and fibrous, so watch your teeth. It is the fish version of the South African meat billtong, or Argentinian charqui, as we called it when it existed (salted meat was exported as slave food, 4º grade schoolbook, if you remember). Afterwards, with all our fresh meat available in Argentina thanks to the refrigeration we forgot about salted things. So since now, for me always beer with fish together!


Otro descubrimiento culinario, aquí en Israel. Gracias a los inmigrantes rusos y a mi sana curiosidad. El pescado seco salado! Resulta que fuimos de apuro antes de que empezara el shabat a comprar queso blanco al almacén del ruso de la esquina (sí acá también se puede decir eso, acá el papá de Manolito es ruso, no gallego), y fuimos con hambre. Entonces vi esta bolsita con el pescado a la que nunca le doy bola y le pregunté al de la caja con qué se comía. Me dijo, "con cerveza queda muy bien, como parte de una picadita". Así que compramos unas cervecitas. Qué descubrimiento! Son totalmente adictivos! Tienen como olor a anchoas (que a fin de cuentas es también un pescado salado), y son duros y fibrosos, así que hay que tener cuidado con los dientes. Es la versión en pescado del billtong de carne sudafricano, o charqui, como se le decía en Argentina cuando existía (la carne salada era exportada como comida para esclavos, manual de 4º grado, si se acuerdan). Luego, con toda la carne fresca disponible gracias a la refrigeración nos olvidamos de las cosas saladas. Así que desde ahora, para mí cerveza con pescado siempre.

miércoles, enero 17, 2007

Kiss of Light - Beso de luz

Kiss of Light - Tel Aviv

martes, enero 16, 2007

A color - Un color

Israel Ofer Carmel
There is a surprise in the middle of the picture if you click on it to enlarge it. It was taken in Ofer, in the Carmel mountain range, just south of Haifa and East of Zichron Yaakov, Israel. Want to see it up close?



UPDATE: by the way, in Hebrew it is called "Kalanit" (כלנית). I had a school mate in my primary Jewish school called Kalanit. Who knows what is she doing now. I am curious to know how many of my schoolmates made aliah.



Hay una sorpresa en el medio de la foto si hacen click sobre ella para agrandarla. Fue tomada en Ofer, en la cadena de montes del Carmel, justo al sur de Haifa y al Este de Zijrón Yaakov. Quieren ver el asunto de cerca?



UPDATE: ya que estamos... en hebreo se la llama "Kalanit" (כלנית). Tenía una compañera en la primaria que se llamaba Kalanit. Andá a saber en qué andará. Me da curiosidad saber cuántos de mis compañeros del shule hicieron aliá.

jueves, enero 11, 2007

Out of order - Fuera de servicio

Well, I am not writing much because after I recuperated from the flu I found that I have a lot of work overdue. Tomorrow, moreover, we go with Adela to a seminary in the Carmel, to study about (among other things) fundraising.

And I am so sad to part from three new books that came today by mail from Amazon, and that I won't be able to read yet:



Too bad! I started the first one on the train, on my way back from the university, and was gripped by it. And there are lots of things to commment about, first Muslim minister of Israel... See you when I get back, on Sunday...



Bueno, no estoy escribiendo mucho porque una vez que me recuperé de la gripe que me agarró, me encontré con un montón de trabajo atrasado. Además, mañana vamos con Adela a un seminario en el Carmel, para estudiar sobre (entre otras cosas), fundraising.

Y me pone triste separarme de los tres libros nuevos que me llegaron hoy por correo de Amazon, y que no voy a poder leer todavía:



Qué mal! Comencé el primero en el tren de vuelta de la universidad y me atrapó. Y hay un montón de cosas para comentar, primer ministro musulmán en Israel... Nos vemos cuando vuelva... el domingo.

domingo, enero 07, 2007

Francia, siempre lo mismo - France, always the same

Le Pen, the antisemitic ultra-rightwing French politician may get more votes now than in the 2002 elections, when he came out second. His strategy? To attack the immigration while making alliances with immigrant leaders. What is that unites these two groups? Lets see:

Marine, his daughter, has been trying to soften the party’s anti-immigrant image with an election poster pitched at Arab and black voters attacking successive governments’ failed integration policies. One poster shows a young black woman with a bare midriff giving a thumbs-down sign under the slogan “Right, left, they have broken everything”.



The campaign is beginning to bear fruit, it seems, and Le Pen has been endorsed by Ahmed Moualek, whose website The Suburbs Speak, highlights the fact that Sarkozy is one quarter Jewish.


You fail to integrate, Ahmed? It is all because of the Jews! So says that neo-nazi old fart over there.



Le Pen, el ultraderechista antisemita francés, puede llegar a ganar más votos que en las elecciones de 2002, cuando salió segundo. Su estrategia? Atacar a la inmigración pero hacer alianzas con líderes inmigrantes. Qué une a estos dos grupos? Veamos:

Marine, su hija, ha estado tratando de suavizar la imagen anti-inmigrante del partido con posters dirigidos a votantes negros y árabes, atacando a las sucesivas políticas fallidas de integración del gobierno. Un poster muestra a una joven mujer negra con la panza al aire, bajándo el pulgar bajo el slogan “Derecha, izquierda, ellos han roto todo”.



La campaña está comenzando a dar frutos, al parecer, y Le Pen fue apoyado por Ahmed Moualek, cuyo website The Suburbs Speak, resalta el hecho de que Sarkozy (el oponente de Le Pen) is 1/4 judío.


No te integrás, Ahmed? Es culpa de los judíos! Lo dice ese viejo carcamán neo-nazi de allí.

sábado, enero 06, 2007

Experiencia milenaria - Millenary experience

(An article in Spanish I wrote several months ago regarding the potential civil war in Gaza - It seems I was right. But betting for the worst is a sure win in the Middle East).


A la luz de lo que está pasando últimamente en los territorios palestinos con las luchas entre el Fatah y el Hamas, me acordé de un artículo que había escrito en Febrero de 2006, cuando todavía nada de esto había sucedido, y apenas lo que se insinuaba era que los grupos terroristas palestinos estaban usando el tiempo para juntar armas. Lo mandé a una revista, más o menos así como está, y no fue publicado. Se me ocurrió que nunca más actual que ahora. Y por supuesto, nosotros también podemos aprender.


Experiencia milenaria - Febrero de 2006

“Pasaban sus días en sangre, sus noches, todavía más espantosas en terror…y todavía peor que las historias de las atrocidades cometidas era el suspenso causado por la amenaza de los males por venir”



(Flavius Josephus, Battle of the Jews, II, 45lff)


El cambio abrupto en las relaciones de poder entre el Fatah y el Hamás, la existencia de grupos pequeños y radicalizados que no responden a los ciudadanos como la Jihad Islámica y el Frente Popular para la Liberación de Palestina (PFLP), la continua entrada de armas de todo tipo por la frontera entre Gaza y Egipto, la catástrofe económica provocada por una situación de inestabilidad permanente, todas estas cuestiones pintan de negro el futuro inmediato de los palestinos.



El panorama se torna aún más desgraciado si se toman en cuenta otros dos factores: la vida palestina está descendiendo a un grado de violencia extremo, con facciones armadas que disputan por espacios de poder, empleos y magros beneficios económicos. Los arreglos de cuentas en esa caldera a presión que es la ciudad de Gaza son del orden del día, tanto como la matanza sin juicio previo de funcionarios acusados de corrupción, de personas acusadas de colaborar con Israel, y de todo aquel que se opone a que usen su patio para disparar misiles contra Israel. La cultura de odio que se genera y que se fomenta concientemente desde el sistema educativo, desde las mezquitas, desde las organizaciones asistenciales del Hamás, y desde los campamentos semi-militares para niños, que santifica la muerte por la Jihad, y que por ahora se dirige contra Israel, puede volverse como un boomerang contra ellos mismos.



Contaba David C. Rapoport, estudioso del terrorismo y de los movimientos fundamentalistas judíos del siglo I. d.C. en un artículo publicado en 1979 y titulado “Terror y el Mesías”, importantes aspectos del levantamiento judío contra Roma, el cual fue aplastado y a raíz del cual el Templo de Jerusalén fue destruido y los judíos exiliados de su patria. Los judíos estaban divididos en muchas facciones. Estaba la monarquía judía que intentó mediar entre los judíos, los griegos y los samaritanos y que cayó al principio ante los extremistas por su posición moderada. También habían sacerdotes moderados que comandaban fuerzas irregulares judías, y que a pesar de tomar las armas estaban dispuestos a llegar a un compromiso con los romanos, y finalmente estaban los extremistas que dirigían a un sector que había adoptado un pensamiento mesiánico. De estos últimos, había varias organizaciones de Celotas (de aquí viene la palabra “celo” religioso) y por lo menos dos de Sicarii (de aquí la palabra “Sicarios” que se usa en la actualidad para describir a los asesinos a sueldo). Los Sicarios se encargaban de sembrar el terror, asesinando con una daga a los líderes moderados en medio del público durante las fiestas sagradas. Luego desaparecían sin dejar rastro. Fueron los antepasados de los terroristas. Al derramar sangre durante las fiestas, rompían un tabú religioso muy importante, y hacían sentir pánico a todos, ya que el golpe podía venir en cualquier momento y no había ningún momento seguro. Y por supuesto estaba el resto del pueblo judío, que iba a aprender muy rápidamente lo que significa “perderlo todo”.



Rapoport cuenta que las múltiples organizaciones extremistas judías competían entre sí por la comisión del crimen más atroz, y de esa manera probar la superioridad de su compromiso con el levantamiento y con Dios. No fue la opresión romana la que causó la gradual desintegración y caída del reino judío, sino paradójicamente el aumento en las expectativas judías de obtener la victoria total sobre los romanos, expectativas que crecían más, cuanto más los romanos ofrecían para calmar la situación e irónicamente cuanto menos ayuda del exterior los judíos podían realmente esperar. El reino Parto que lindaba con los territorios romanos y que tenía una gran cantidad de judíos, finalmente no intervino a favor de estos. La falta de ayuda parta los volvió incluso más radicales, sus esperanzas depositadas totalmente en la ayuda sobrenatural.



El pensamiento mesiánico que se hizo dueño de los judíos Celotas y Sicarios los llevó a depender de la idea de que Dios iba a intervenir en la batalla si su fe era lo suficientemente fuerte y si no tenían escrúpulos en derramar la sangre del enemigo. Ciudades enteras fueron presas de la violencia indiscriminada entre judíos y griegos y los judíos masacraron a la guarnición romana de Jerusalén luego de que ésta se hubiera rendido y los soldados depuesto las armas. El concepto de “martirio” por la fe nace aquí, un sacrificio personal asociado a la disposición a matar a todos los enemigos. La fuente religiosa de donde sacaban inspiración los extremistas eran los hechos de Pinjás, sumo sacerdote en los tiempos de Moisés, que según cuenta la Torá, había salvado al pueblo de Israel de una plaga que lo aquejaba, matando con una daga a un jefe tribal que tenía relaciones sexuales con una mujer mohabita. En la Torá, Pinjás es uno de los pocos que reciben una recompensa personal directamente de Dios. Los sicarios adoptaron el ritual de matar con una daga a sus enemigos, en la creencia de que a través de la Guerra Santa ganarían la inmortalidad.



Y cuando eran capturados, cuenta Flavius Josefus:

“Sometidos a toda forma de tortura y sufrimiento corporal que puede ser imaginado con el objetivo de que reconozcan al César como Señor, ninguno de los hombres se rindió o estuvo cerca de decirlo […] pero nada asombraba más a los espectadores que el comportamiento de los niños; porque ninguno podía ser obligado a llamar Señor al César. Tanto la fuerza de un espíritu valiente prevalecía sobre la debilidad de sus pequeños cuerpos.”


Pero el mismo mesianismo que a sus ojos los hacía fuertes, y a los romanos en muchos casos espantaba, los llevó a rechazar todas las ofertas de paz y enfilar inexorablemente hacia la derrota. Cuanto más desesperada era la situación, más cerca de la ayuda de Dios les parecía estar. Hasta que al final, con la misma saña con la que se enfrentaron a los romanos, se volvieron contra ellos mismos en Jerusalén y en Masada y se mataron entre sí.



El final de la soberanía judía en Palestina creó un trauma en la conciencia judía que le prohibió hasta mediados del siglo XX volver a considerar recurrir a la violencia para resolver cuestiones políticas. Cuando Menahem Begin, líder del Irgún, llevó a cabo su campaña contra la presencia inglesa en Palestina, tenía bien presente el ejemplo histórico de Masada, la fortaleza suicida judía y se impuso límites en el uso de la violencia. El primer límite fue nunca atacar a otros judíos. El no deseaba provocar una guerra civil entre los judíos como la que los había debilitado frente a los romanos. Su resolución se puso a prueba cuando en 1944 el Haganá dirigido por David Ben Gurión, comenzó a secuestrar, golpear e incluso entregar a los ingleses a los miembros del Irgún. Begin se negó a tomar represalias, y la guerra civil no se desató. Otro límite que generalmente Begin respetó fue dirigir sus ataques sólo contra blancos militares, evitando atacar objetivos “blandos”, como concentraciones de civiles, para evitar despertar la indignación de las autoridades inglesas y de los mismos judíos. El Irgún desarrolló un efectivo método de alarma para advertir al enemigo que debía evacuar civiles de ciertas áreas, y atendió las heridas de los soldados capturados. En cierto modo, el Irgún observó las reglas de la guerra.



Los palestinos podrían aprender bastante de la historia judía, tanto de las luchas contra los romanos como contra los ingleses tanto con respecto a la unidad como con respecto al uso y abuso de la violencia. Es ilógico pensar que un sistema político en el que el reconocimiento entre los grupos se basa en quién comete el atentado más abominable pueda transformarse de golpe en una sociedad normal y democrática. La entrada sin fin de armas a Gaza y la actual competencia violenta aunque puntual entre los grupos terroristas por la supremacía sólo puede terminar trágicamente cuando las energías gastadas en fútiles ataques contra Israel se vuelvan hacia adentro. En tal caso, es posible prever que la ola de refugiados provocados por la guerra civil palestina va a ser imparable, y Egipto (y quizás Jordania) se van a encontrar con un grave problema humanitario entre las manos, mientras las batallas facciosas rugen en las calles de Gaza y Nablus.



El fanatismo y la justificación de los crímenes de los Sicarios por la idea de la Guerra Santa provocaron entre los judíos del siglo I d.C. una espiral de barbarie, donde todos los límites de violencia se cruzaron y las atrocidades se fueron amontonando. El actual ritual de los hombres bomba palestinos, con su filmación anterior al ataque, su Korán y Kalashnikov en la mano, la última comida, el baño de purificación y su creencia en la recompensa divina por llevar a cabo el ataque, refleja directamente el asesinato ritual inspirado por la religión de los Sicarios, los cuales usaban el mismo arma que el personaje bíblico. Las justificaciones teológicas de los actos terroristas son similares.



Las organizaciones radicales palestinas comparten con los fundamentalistas judíos del siglo I d.C. el rechazo a todo tipo de compromiso, de paz negociada, de justicia a través de la renuncia mutua a sus aspiraciones maximalistas. Asimismo, la creencia de que antes que todo mejore, todo tiene que estar peor, caracteriza generalmente a los movimientos mesiánicos. Pero éstos en última instancia siempre serán derrotados, porque la vida continúa sin jamás proveer la deseada intervención divina. Exaltar la idea del sacrificio, del martirio, la participación de los niños en la violencia, todo eso, como vimos, no es nada particular de los palestinos, los musulmanes o los árabes. Pero no hay que olvidar que es una receta probada para crear una sociedad orientada a la muerte, no a la vida, una sociedad que no tiene un futuro normal, y que ya una vez desembocó en la Diáspora.



Notes:



David C. Rapoport, “Terror and the Messiah”, in The Morality of Terrorism. Religious and Secular Justifications, Ed. By David C. Rapoport and Yonah Alexander, Second Edition, Columbia University Press, New Cork, 1989.