jueves, diciembre 13, 2007

Tel Yavne

shakshuka

Hoy hicimos un corto paseo. Primero fuimos a comer la mejor shakshuka de Israel (según Yedioth Aharonot, miren las fotos en el link). La verdad, muy rica y muy picante, pero lo que se llevó las palmas en Etzel Yojanán ("En lo de Yojanán") fue el hummus ful (pasta de garbanzos con pure de habas, aceite, limón y ajo) que pedimos como aperitivo. Fue, sin dudarlo, el mejor hummus que jamás comí en Israel. Así que les paso la dirección: "Etzel Yojanán", Rejov HaPatish 1, Nes Tziona.



Luego seguimos un poquito más hacia el sur hasta Yavne. Allí visitamos la colina o "tel" (yacimiento arqueológico). "Tel Yavne" contiene algunas ruinas que recién ahora, y muy de a poco, están siendo exploradas. Está la torre de la época otomana y una mezquita de la época mameluka (siglo XIII), pero lo más interesante es que Yavne fue el sitio donde se fundó la primera academica rabínica.

Luego de la destrucción por los romanos del Segundo Templo de Jerusalén, en el año 70 e.c. un grupo de sabios fariseos y otros que habían tenido contacto con el servicio en el Templo, bajo el liderazgo de Yojanán Ben Zakkai, pidieron permiso a los romanos para fundar un consejo, o academia judía en Yavne. Los historiadores consideran que el judaísmo rabínico (es decir, el judaísmo que conocemos en la actualidad) nació allí. El Consejo de Yavne tuvo que tratar con problemas muy difíciles: cómo mantener la cultura judía una vez perdida Jerusalén (se rechazó la versión en griego de la Biblia y se mantuvo la versión en hebreo); como reorganizar el culto judío una vez que ya no podían realizarse sacrificios en el Templo (los sacrificios son reemplazados por los rezos y el estudio de la Torá); cómo conservar la tradición sin un centro político y religioso (la Torá se transforma en un "templo móvil" y los rollos mismos adquieren carácter sagrado); como regular las relaciones con los romanos; y como prevenir que algunos judíos se conviertan al cristianismo, que les prometía la vida después de la muerte (una doctrina que el judaísmo en general no acepta - con ciertas excepciones).



Desde Tel Yavne se puede ver Modiin! (hagan click sobre la imagen para agrandarla). Se reconoce Modiin por unos edificios monstruosos característicos.

La distancia entre Yavne y Modiin es de un poco más de 24 kilómetros.