viernes, octubre 12, 2007

¿Un error judío?

Raúl me hizo notar un artículo de Martín Varsavsky, en el cual considera que hubo varios "errores" cometidos por el pueblo judío. Uno de estos errores fue haber fundado Israel en medio de los árabes, que nos odian. Martín considera que un solo misil puede acabar con 6 millones de judíos de un solo saque y que por eso, haber fundado a Israel permite pensar en un nuevo Holocausto.



Esta es mi respuesta. (La publiqué como comentario en su blog). Fue escrita en una sola pasada y ahora le he hecho pequeñas correcciones de estilo. Pero me parece que transmite correctamente lo que pienso.



***



Hola Martín. Soy Fabián, vivo en Israel hace casi cuatro años y soy inmigrante argentino.



Primero que nada, quiero decirte que entiendo tu preocupación. No es nada extraña y se nota que proviene de haber leído sobre el tema. Exactamente estas cuestiones preocuparon y preocupan a los líderes sionistas que fundaron Israel.



Ahora bien, que Israel pueda desaparecer y con él la mitad de la población judía mundial no es para tomarlo en broma, pero tampoco es para entenderlo como un "error judío". Israel se enfrenta, como país, al mismo dilema que otros estados en el mundo: cómo sobrevivir. Los líderes sionistas quisieron normalizar al pueblo judío y en este sentido lo lograron: si un misil nuclear cae en Suiza, no te quepa duda que los suizos desaparecerán, así como lo mismo le puede pasar a los vascos, a los libaneses, a los uruguayos (¿o no pensaste que Montevideo es el corazón de Uruguay?). Y si sólo aumentamos la cantidad de misiles, llegamos a la conclusión - conocida y temida incluso por los norteamericanos y rusos- que también sus países y su gente pueden, un mal día, desaparecer. ¿Es Israel único en esto? No, es igual a todos los otros países del mundo.



¿Te asusta porque es tan pequeño? Mira, si un misil nuclear llegara a caer, Dios me libre y guarde, sobre la Ciudad de Buenos Aires, mi ciudad natal y donde viven todos mis amigos y parientes, yo daría por muerta a la Argentina. Todo bien con los cordobeses y mendocinos, pero el país que ellos, con sumo esfuerzo, intentarían volver a poner en su lugar, no sería "mi" Argentina, sería otra cosa.



En lugar de preocuparte por misiles nucleares, piensa que Israel es el único país en el mundo en que es seguro que a tí no te van a atacar en la calle por ser judío, no te van a negar un trabajo por ser judío, no vas a tener que resignarte (en realidad tus hijos) a no poder ser astronauta o general, policía o presidente -sí, presidente- por ser judío, y en el cual vas a poder hablar uno de los idiomas judíos - el hebreo - con el cajero del supermercado y con el policía y con el doctor y con el astronauta. En el cual la cultura judía la van a absorber tus hijos sin necesidad de que los tengas que llevar especialmente al shule todas las tardes luego de las clases en el colegio del estado, como me pasó a mí. Y especialmente para vos y para mí, que no creemos en Dios, Israel es el único país donde una identidad judía no religiosa es más que posible: está al alcance de la mano, y es deliciosa de compartir.



Música, arte, charlas con amigos, manifestaciones políticas y paseos. Que cada decisión de tu gobierno sea una decisión que impacte en el pueblo judío. Que cada elección (y yo hasta ahora sólo he votado una vez, pero he llorado cuando lo hice), sea para elegir a los líderes del pueblo judío. Como si pudiera votar quién va a ser Moisés y quién va a ser Jacob y quién va a ser Maimónides. Imaginate, todo en un ambiente judío, con contenidos judíos, junto con el pueblo judío. Yo no quiero negar el valor de la Diáspora, pero Israel te provee de la experiencia judía completa. Y eso nunca va a ser un error.



Un abrazo.

Fabián