lunes, octubre 01, 2007

La academia

No, no Racing Club, otra academia.

Ahora que estoy al mango escribiendo la tesis contra reloj, me hizo mucha gracia este comic, especialmente el quinto cuadrito, porque es exactamente como los tutores de tesis (o un amigo avispado) te deberían hacer anotaciones en el trabajo. Lo principal en la escritura académica es ser consistente y claro en las definiciones. No sólo porque eso hace la vida más fácil al lector, sino porque es la única manera en que se puede llegar a resultados claros y saber qué es lo que uno se propone argumentar.