viernes, septiembre 07, 2007

Una actividad prohibida para el sábado



Primero que nada, gente, shabat shalom!
v

Ahora pasemos a los bifes. Quizás será la cerveza Leffe Vieille Cuvée que acabo de tomar o no, pero este post se aleja un poco de lo normal de este blog, (aunque no tanto).



Al parecer, los árabes se mueren por la pornografía israelí. Especialmente si incluye muchachitas en uniforme del Tzahal o actuando como agentes del Mossad...



Los dueños de sitios porno israelíes, como Ratub (húmedo), Domina o SexV, reportan que un montón de hits provienen de países como Egipto, Jordania, Arabia Saudita, Tunez, la Autoridad Palestina, Kuwait, Iraq e Irán, tanto que algunos han comenzado a incluir páginas en árabe (no que sea tampoco demasiado difícil navegar esos sitios sin conocer el idioma hebreo) y han recibido mensajes de agradecimiento de muchachos calientes de países formalmente enemigos.



El video más solicitado es "Nombre clave: Investigación Profunda" en la que se parodia el affaire Vanunu, en la que unas agentes investigan el asunto usando medios eróticos.



Como el sufijo "co.il" está bloqueado en muchos de estos países, los muchachos (y muchachas, por qué no) árabes logran acceder utilizando servidores proxy.



Quién diría que años de producir películas egipcias -que son vistas en todo el mundo árabe- con agentes secretas israelíes malvadas que seducen al honesto muchacho árabe para robarle los secretos militares en lugar de odio iban a producir parvas de voyeurs al-arabiyia, iá jabibi?



Otro beneficio de la conscripción femenina en Israel....