jueves, agosto 02, 2007

Casamiento en Jerusalén

El martes tuve un casamiento de una compañera de trabajo en la sinagoga central de Jerusalén.


Tuve que dejar el auto a 7 cuadras de distancia con parquímetro. Pero como sólo se puede cargar el parquímetro por dos horas, a las siete y media de la tarde en medio de la recepción tuve que salir corriendo siete cuadras barranca abajo para recargar el aparatito. Por supuesto, media cuadra antes de llegar al auto leí el cartel que decía que a partir de las 19:00 hs el estacionamiento es gratuito...



Así que volví corriendo las siete cuadras y llegué justo a tiempo para la jupá. Leyeron la ketubá (escritura) o acta matrimonial, que, por tradición, está escrita en arameo. Y luego llamaron a siete personas para darles el honor a cada una de cantar una de las siete brajot (siete bendiciones).



Las bendiciones se pueden resumir de esta manera: gracias a Dios porque 1) creaste todo, 2) creaste al hombre, 3) permites que se reproduzca, 4) haces que se multipliquen, 5) permitas que el novio y la novia sean felices, 6) permitas que todos seamos felices, y 7) gracias por el vino!



Luego el novio rompió la copa y vivieron felices y comieron perdices kasher.