sábado, junio 09, 2007

Masada

El otro viaje largo que hicimos hace un mes fue a la zona del Mar Muerto. Lo primero que visitamos (para mí ya fue la cuarta vez, para Adela la segunda, pero para nuestra amiga S. era la primera) fue Masada. Masada fue una de las fortalezas construidas por el rey judío Herodes (aunque él nunca la habitó). En la época romana fue el último bastión de la resistencia armada judía contra la dominación romana. Los habitantes, judíos llamados "zelotas", eran parte de los grupos más extremos de la resistencia judía, pero habían sido reforzados también con familias judías escapadas de la destrucción de Jerusalén. Los romanos sitiaron la montaña durante mucho tiempo y probaron todos los instrumentos de asedio conocidos en la época. (incluso construyeron una rampa de tierra que todavía existe y se puede recorrer). Finalmente, consiguieron prender fuego a la muralla occidental. Al ver que la captura de Masada era inminente, los judíos se suicidaron en masa.



Con la creación del estado de Israel, Masada se convirtió en un sitio de excavaciones arqueológicas, y mis fotos no pretenden mostrar la riqueza histórica que se puede ver allí. Hoy día es un lugar turístico importantísimo, y asimismo un lugar de jura de los soldados que terminan el entrenamiento. "Masada no caerá otra vez", es el lema, uniendo pasado y presente. Lo mejor de todo es que el viaje no es tan largo (sólo 180 km desde casa). El sábado a la noche, cuando volvimos, el viaje nos llevó sólo un poco más de dos horas. La mayor parte de las fotos tienen 800 x 600 pixeles de ancho, pero hay algunas de 1024 x 768, si tienen ganas de hacer click.

Debido al recorrido que elegimos, pasamos por innumerables pueblos de camellos. Y los camellos tienen muchos beduinos.

Así se ve el camino hacia el Mar Muerto y Masada cuando comienza a descender desde la ciudad de Arad (donde vive Amos Oz y donde está la sede de la Unión Mundial de Estudiantes Judíos - WUJS. WUJS tiene tres programas MASA para jóvenes judíos de la Diáspora de entre 18 y 30 años: Programa Arad de Paz y Justicia Social, Programa de Artes en Arad, y Estado, Idioma y Sociedad. MASA da becas para participar en estos programas).


Acá ya se puede ver el Mar Muerto a la distancia, en la derecha de la foto. Esta es la región sur. El Mar está ubicado en la zona más profunda de toda la Tierra (400 metros bajo el nivel del mar), entre dos fallas geológicas. El Mar se está evaporando rápidamente y se calcula que dejará de existir en pocas décadas a menos que se haga algo. Un proyecto que está en análisis en la actualidad es alimentar el Mar Muerto con agua del Mar Rojo, a través de tuberías, pero no se sabe si las dos aguas se mezclarán y se teme que el Mar Muerto, de un color celeste bellísimo, pueda quedar rojo por las algas del Mar Rojo. El proyecto se realiza en cooperación entre Israel, Jordania y la Autoridad Palestina. Es una de las cosas locas que tiene el conflicto.

En otro momento hubiéramos subido a Masada por el Camino de la Serpiente, pero no ese día. Subimos por cablecarril y en tres minutos ya estábamos arriba.

La vista hacia abajo. El rectángulo a la izquierda de la foto marca los restos de uno de los campamentos romanos que sitiaron Masada.




Esta foto me encanta. Justo cuando apreté click, el pájaro tomó vuelo.