sábado, abril 14, 2007

Montando el tigre islamista

Nick Cohen escribe en su libro "What's Left":

La extrema izquierda no tenía futuro-- eso había estado claro por décadas. Pero si podía bajar el tono del marxismo y apelar a la queja musulmana, quizás podía superar el momento como un partido comunalista explotando el apoyo a Islam político [islamismo]. Sus teóricos habían estado diciendo desde los comienzos de los noventa que si se metían en la cama con el Islam podrían "secretamente tratar de ganar a algunos de los jóvenes que lo apoyaban hacia una perspectiva diferente, independiente, socialista revolucionaria". Quizás esa ilusión los consolaba. Quizás les permitía fingirse a sí mismos que estaban solapádamente construyendo la izquierda radical, en lugar de estar montando el tigre islamista. Quizás ya no creían más en lo profundo de sus corazones en "perspectivas independientes socialistas revolucionarias"-- ya nadie más lo hacía-- y sólo querían aliarse con la verdadera amenaza al orden establecido.


Hat Tip, Harry's Place.