sábado, febrero 10, 2007

Does this qualify as cat-blogging? - Esto califica como blog de gatos?

Marc V
Marc V

Bueno, una pequeña historia sobre como compramos al final este auto y no el otro de la foto anterior, instructiva para los nuevos inmigrantes.



En internet había visto un anuncio de la venta de un KIA Pride blanco año 2000 y el martes fui a verlo. Lo manejé y no noté nada raro. El dueño me dijo que había tenido un accidente antes de que él lo comprara y por eso lo había pagado a menor precio que el precio de lista ("mejirón" se dice acá - y es una revistita que sale todos los meses con los precios de lista de todos los autos usados, cuesta 40 shekels). Y por eso ahora lo vendía a menos de lo que el mejirón indicaba. Pero que él no había tenido ningún problema con el auto.



Suerte que la llamé a Adela y ella me recomendó que de todas maneras vaya a hacerle un test mecánico antes de comprarlo. Ok, llamé a nuestra amiga Judith que me pasó el teléfono de su mecánico y el mecánico a su vez me recomendó que no se lo llevara a él, sino que lo llevara al "computest", que es un lugar donde tienen todos los instrumentos de medición y te entregan un informe completo de los defectos del auto en menos de una hora (y se puede ir en cualquier momento del día). Quedamos con el dueño que el jueves nos encontrábamos a la una en el computest de Rishon LeTzion, en la zona industrial vieja. Vino la mujer y trajo el auto. Pagué el test especial de compra (test kniá) porque también está el test anual de ruta, pero ese no era el que correspondía. Me salió 420 shekels (100 dólares). Finalmente el tipo que testeó nos llamó a la oficina y nos empezó a contar los defectos del auto. Y eran defectos graves, producto del accidente! Le pregunté si me podía decir cuánto me iban a salir los arreglos y me dijo que no sabía, que para eso tengo que consultar a un mecánico. Le pregunté cuánto pagaría él por ese auto y me dijo que tiene prohibido decir eso (porque finalmente es una negociación entre el comprador y el vendedor). Pero cuando la mujer salió un segundo antes de mí de la oficina, me agarró de la manga y me dijo en voz baja pero enérgica: "אל תקנה את האותו!" (¡No compres el auto!).



La cosa es que le hice caso, por supuesto. Le dije a la mujer que iba a hablar con el marido más tarde, luego de hablar con mi mecánico y me despedí de ella. Luego volví a pasar por el computest, y le dije al chabón gracias y le pregunté dónde podía conseguir un auto de las mismas características, más o menos. Me dijo que vaya a la esquina, (una agencia de autos usados en la que ya había estado unos días antes) y pregunte por Ran. Justo Ran estaba desocupado y le dije que quería un auto y tenía máximo 25.000 shekels en el bolsillo. Me dijo que tenía justo uno que había llegado ese día por 22.000 (lo saqué un poquito más barato después de negociar). Así que lo fuimos a ver, (es el de la foto, un Hyundai Accent 1998 1.3 litros, cupé, caja manual, 130.000 km) y lo probé, y me preguntó si lo quería llevar al test. Así que dije, y bueno... garpé otros 420 shekels, pero valió la pena porque el auto estaba fenómeno. Era "Yad Rishoná" (de primera mano, o sea que el dueño que lo vendía lo compró cero km) y eso le agregaba valor. Cuando fuimos a la oficina el del computest me dijo "qué auto me trajiste antes? Ese estaba para chatarra! Te vi "olé jadash" (nuevo inmigrante) y me dije que no te podía dejar caer en esa. Ese auto es imposible de vender, está todo roto abajo."



Bueno, la cosa es que compramos este otro y estamos muy contentos. Ya fuimos hasta Tel Aviv a dar una vuelta ayer a la noche. Hay que cambiarle la batería, la correa de sincronización (así se llama acá, será simplemente la correa?) y dentro de 700 km hacerle el cuidado que se hace cada 10.000 km, cambiarle el espejito derecho que está roto y listo. Tenía un poco de feo olor adentro y enseguida me acordé del capítulo de Seinfeld, pero me lo limpiaron, le puse uno de esos cositos que dan buen olor (no veo la hora de ponerle el maguen david azul y blanco que venden en las estaciones de servicio y que tienen todos) y el olor ya se está yendo. Anyway, ha ha happy the man...