miércoles, noviembre 15, 2006

Frente patético, la izquierda argentina e Irán

Frente patético



Para atacar el dictamen sobre la AMIA se armó en Argentina un frente común entre organizaciones islámicas y partidos de la Izquierda Argentina (PO, el presidente de la FUBA, Quebracho, PTS y MAS) liderado por un sheij antisemita y por Mario Cafiero y Vilma Ripoll. Lo más gracioso es que este frente patético dice que este dictamen "es una falta de respeto al pueblo iraní y a la comunidad árabe en la Argentina". ¿Falta de respecto contra la comunidad árabe? ¿Pero qué se fumaron?



Minoría árabe en Irán



La población mayoritaria de Irán no es árabe sino persa, su lengua no es árabe sino farsi. Tienen una minoría árabe (entre el 3% y el 8%) que vive en la provincia de Kuzestán (para los iraníes) o Ahwaz (para los árabes) a la que reprimen ferozmente. Esta comunidad árabe alega que ha sido dejada de lado durante la distribución de recursos para el desarrollo social. Muchos de sus pueblos o asentamientos no tienen acceso a agua corriente potable, instalaciones sanitarias u otros servicios como la energía eléctrica, y a miles de árabes iraníes se los ha sometido a desalojos forzados de sus hogares o de sus tierras. No se permite enseñar en árabe en sus escuelas, aunque la mayoría de la población es de habla árabe. La tasa de analfabetismo es alta, especialmente entre las mujeres árabes ahwazíes de las zonas rurales. A los iraníes de etnia árabe no se les permite desempeñarse como funcionarios del Estado, en aplicación de los criterios de selección ideológica (gozinesh) que obliga a los empleados estatales a demostrar, entre otras cosas, fidelidad al Islam y a la República Islámica de Irán.
(De todas las fuentes posibles, opté por Amnesty International para no ser acusado de parcial)



La izquierda en Irán



Vilma Ripoll, Mario Cafiero y sus camaradas también deberían leer algo de historia de aquellos con quiénes se están juntando. La izquierda iraní apoyó a la Revolución Islámica de 1979 (en contra del “imperialismo” , obviamente) hasta que en 1981, comités revolucionarios armados leales a Khomeini arrestaron a varios miles de jóvenes y activistas nacionalistas e izquierdistas y los ejecutaron. A pesar de ello, el partido Tudeh (Hezb-e Tudeh-ye Iran, Partido de las Masas de Iran), el partido comunista más importante de ese país, aprovechó que le quitaran del paso a sus competidores políticos y decidió formar parte del régimen y colaborar con el establishment clerical iraní, hasta que en 1982 el partido fue prohibido y su liderazgo arrestado y encarcelado, camino que siguieron después más de 5000 militantes. Muchos líderes escaparon al exilio, mientras que a través de los años miles de prisioneros políticos fueron sentenciados a muerte y ejecutados. Así terminó el coqueteo de los comunistas iraníes con el Ayatollah Khomeini. Hoy en día, en Iran, aquellos individuos a quienes se encuentra afiliados a grupos socialistas o comunistas se arriesgan a ser encarcelados, torturados y posiblemente ejecutados.
(Volví a elegir a Amnesty International, aquí y aquí, pero no es la única fuente, desde ya).



Este frente de izquierda pro Irán es realmente, realmente impresentable de lo ignorante que son sus miembros.



Hugo G.



Y yo agrego, ese D'elia y su defensa "de la independencia de la justicia argentina" al mismo tiempo que Irán esta pidiendo la captura internacional a Interpol del fiscal Alberto Nisman por el "delito" de hacer propaganda contra contra Irán (¡como si existiera un delito así!). Lo único que le falta al D'elia es decir en voz alta que Nisman porque es judío no puede ser juez argentino.



Diez activistas árabes ahwazi por los derechos humanos van a ser colgados en Irán esta misma semana, según la prensa iraní, luego de haber sido forzados a confesar bajo tortura. La izquierda antisemita apoya a la dictadura iraní. Todo sea por el dios "anti-imperialismo" (alias dios petrodólar).