martes, octubre 10, 2006

Sólo esperando - Just waiting

Ah, another year, and another Wine Party in Rishon LeTzion... We will go in a moment over there, and I hope I will see the stand of El Gaucho. I am waiting since I came back from Argentina for that juicy lomito.



Meanwhile,
this was very funny. I just translated it to Spanish for the guys.



Ah, otro año, y otra Fiesta del Vino en Rishon LeTzion... Vamos a ir en un ratito, y espero ver el stand de El Gaucho. Estoy esperando desde que volví de la Argentina para comerme un lomito jugoso.



Mientras tanto, esto es muy gracioso. Lo traduje al castellano para ustedes.

The Onion - Suicida muerto en camino por un auto bomba


3 de Agosto 2005



Bagdad – las células terroristas en Bagdad están de luto por el suicida Ahmed al-Khalaf, 19, que murió por una explosión de un auto bomba a 100 metros de una estación de policía iraquí, su objetivo previsto.



Fuentes de la insurgencia dijeron que al-Khalaf estaba “en camino a convertirse en un mártir glorioso” cuando fue golpeado por la explosión del coche bomba. Otros veintitrés civiles también fueron muertos.



“Que clase de Dios permite la muerte de gente que está en camino a matar gente inocente?” dijo el líder insurgente Abdulwahid al-Tomizie. “Por un lado, estoy encantado de que la explosión del coche bomba haya sido exitosa, pero la pérdida del suicida es una tragedia, como la supervivencia de toda esa gente inocente que él podría haber matado.”



Según al-Tomizie, al-Khalaf podría haber matado hasta 40 personas, si su vida no hubiera sido interrumpida.



“Es trágico que al-Khalaf muriera siete minutos antes de lo que pretendía,” dijo Hassan Abdul Aziz, líder de un grupo local de separatistas sunnitas. “Y pensar que estaba a sólo metros de su objetivo previsto. Nuestros pensamientos y plegarias están con su célula terrorista.”



Ningún grupo insurgente ha asumido la responsabilidad por el auto bomba, aunque por lo menos 19 facciones insurgentes distintas han jurado seguir luchando en memoria de al-Khalaf.



En la última semana, más de 170 ciudadanos iraquíes y tropas norteamericanas han muerto en ataques terroristas o insurgentes, pero la muerte de al-Khalaf marca la primera vez que un terrorista ha sido matado por otro terrorista que estaba en una misión terrorista diferente.



Los líderes terroristas han llamado al incidente “una llamada de atención.”



“A nadie le gusta ver una pérdida sin sentido de una voluntad de acabar con la vida humana,” dijo el operativo de al-Qaeda Salih al-Shimiri, en un mensaje de video transmitido por Al-Jazeera, el lunes por la noche. “De todas maneras, tenemos problemas más graves que tener demasiados suicidas en nuestras calles.”



Los líderes insurgentes se reunieron el lunes para acordar nuevas reglas para prevenir los inconvenientes en los ataques como el que mató a al-Khalaf. Una propuesta limitaría los ataques suicidas a las horas impares y los autos bombas a las pares. Otra designaría carriles de tráfico “sólo para autos bomba” para ayudar a los terroristas a llegar a sus objetivos de ataque rápida y eficientemente.



“Tuve un hombre la semana pasada que se metió en un embotellamiento mientras estaba manejando un auto bomba al Templo Mendi,” al-Shimir dijo. “Cuando llegó se encontró con que ya estaba incendiándose. No llenamos autos con suficiente nafta como para hacer un viaje de ida y vuelta, así que se vio forzado a explotar una disco próxima. Esto es una locura.”



Al-Shimiri agregó: “Todos tenemos el mismo objetivo acá – matar civiles inocentes. Dejemos de trabajar en objetivos cruzados.”



El clérigo iraquí Moqtada al-Sadr cree que todos los insurgentes deberían encontrar guía en su fe fundamentalista extrema. “Cuando cierro mis ojos, todo lo que puedo ver son las caras de todos los inocentes que al-Khalaf ya nunca va a tener posibilidad de matar. Es un día triste, pero no debemos dejar que conmueva nuestra fe en la ira de Alá.”