jueves, marzo 30, 2006

Yupii!

Qué divertido! cómo se dan vuelta las cosas. Anteayer y ayer estaba deprimido porque los resultados de la elección no eran como los de la encuesta a boca de urna, y Kadima había bajado 4 asientos, Avodá 2 y Meretz 1, con lo que era necesario sí o sí meter a un partido religioso (Shas o Judaísmo Unido de la Torá) en la coalición para llegar a la mayoría de 61 miembros. Ahora se volvió a dar vuelta! Por los votos de los soldados, de los diplomáticos y de la mágica fórmula matemática que hace milagros con los decimales, Kadima, Meretz y Likud ganaron un diputado cada uno, y Raam Taal (uno de los tres partidos árabes), Israel Beiteinu (de derecha) y Shas perdieron cada uno un asiento.

Ahora es cuestión de jugar el juego con habilidad. Está la posibilidad de formar una coalición de partidos sionistas a favor de la retirada con Kadima, Avodá, el partido de los jubilados y Meretz, y no meter a ningún partido religioso ni a ningún partido de derecha a la coalición. Amén.


How funny! how things change. Yesterday and the day before yesterday I was depressed because the results of the elections weren't exactly equal to the exit polls, and Kadima fell from 32 to 28 seats, making impossible to form a coalition that didn't include religious parties. Now things changed again! thanks to the votes of the soldiers and diplomats, and the magic +1 formula that distributes the decimals, Kadima, Meretz and Likud gained each one seat and Raam Taal (an Arab party), Israel Beiteinu (right-wing) and Shas lost each one set.

Now is a question of playing well the game of coalition-building. There is now the possibility of forming a coalition of Zionist parties with 61 members in favor of the disengagement with Kadima, Labor, Meretz and the Pensioneer's party, which will not include any right-wing or religious party. Amen.