martes, enero 10, 2006

Pronóstico del tiempo

Jerusalem After Rain

Llueve y fuerte en Israel.

Un artículo en The Times de Inglaterra.

Dónde está el Sharón Arabe, se pregunta Tim Hames. La primera parte del artículo es una comparación entre De Gaulle, el ex-presidente y héroe francés, y Ariel Sharón. La segunda parte considera qué pasa que los árabes no tienen a alguien como Sharón.

The main differences between the two are that the Israeli Prime Minister was considerably more successful as a commander on the battlefield (then again, he did not have to lead the French) and that he is consistently more modest.

"Las principales diferencias entre los dos son que el Primer Ministro israelí fue considerablemente más exitoso como comandante en el campo de batalla (bueno, otra vez, tampoco tuvo que dirigir a franceses) y que es considerablemente más modesto"
Pobres franceses. Los ingleses no se van a perder de joderlos un poco.

The dilemma for Israel and the peace process is not that Mr Sharon cannot continue to serve as Prime Minister. It is that there is no equivalent to Mr Sharon in the Arab world. There is no one willing to acknowledge publicly that the Palestinians cannot have all that they might want, just as Israelis cannot have everything they might desire.

"El dilema para Israel y el proceso de paz no es que el Sr. Sharon no pueda continuar sirviendo como Primer Ministro. Es que no hay un equivalente al Sr. Sharon en el mundo árabe. No hay nadie dispuesto a reconocer públicamente que los palestinos no pueden tener todo lo que puedan querer, así como los israelíes no pueden tener todo lo que puedan desear.
Mi corazonada es que los árabes no es que no tienen un Sharón: no lo necesitan, tienen un plan estratégico. Quieren ganar tiempo. ¿Cuánto tiempo? todo lo que sea necesario. ¿Hasta cuando? hasta que sean mayoría en la zona y puedan acusar a los judíos de oprimir a la mayoría árabe. ¿Cuál es el precio que están dispuestos a pagar? La pobreza absoluta, la violencia, la destrucción mútua de los dos estados: el existente, Israel, y el posible: Palestina. Israel prácticamente les está regalando el estado que supuestamente quieren. Les dio todo Gaza; les sacó ya unas colonias de Cisjordania; construye una barrera entre los dos pueblos y que todo el mundo sabe que va a ser seguida por la retirada de todas las poblaciones judías que queden del otro lado. La respuesta que recibe de los palestinos "moderados" es que no es suficiente ni siquiera para comenzar a cooperar, que la policía palestina no tiene armas, o que es "el muro del apartheid". Ni palabra ni acción sobre hacer algo para parar el terrorismo. De los "extremistas" ni hablar, para ellos nada es positivo porque quieren la destrucción total de Israel. Desde que Israel se fue de Gaza miles de rifles y docenas de lanzagranadas entraron de contrabando por mes.

No hay nada que hacer mas que seguir haciendo lo que inició Sharón: medidas unilaterales. Ellos no entienden que si no hacen nada real y positivo para tener un estado en vez de hacer esfuerzos por destruir el otro, van a ser dueños de un caos absoluto. A fin de cuentas, los rifles no saben distinguir un amigo de un enemigo.

Mientras tanto, acá sigue lloviendo.