jueves, enero 26, 2006

Hamas ganó las elecciones

Novedades: Hamas canta victoria. Al parecer más del 50% del electorado.

Recuerdo que entre las cartas que escribió Ehud Barak defendiendo su negociación en Camp David con Arafat, esa que terminó sin ningún arreglo, Barak dijo: "yo fui a Camp David a desenmascarar a Arafat". Si Arafat quería paz, ese era el momento. Si quería guerra, pero se lo guardaba, también se iba a saber en ese momento. Esa frase fue muy criticada por los que le quisieron echar la culpa a él del fracaso de las negociaciones, sin embargo tiene un aire a verdad.

Ahora, que al parecer el Hamas no tendrá otro remedio que formar gobierno propio (si es más del 50% de los votos, no le queda otra, seguro que no se lo esperaban), nos vamos a encontrar en una situación parecida a la de Barak en Camp David. Si Hamas quiere paz, tendrá que reconocer al Estado de Israel. Si quiere guerra, la tendrá también. Pero Israel no va a negociar con un proto-estado dedicado a su destrucción. Siento que es la calma antes de la tormenta. Por primera vez desde 1993, una de las partes del conflicto no acata los principios de los acuerdos de Oslo: el reconocimiento mutuo.

Lo más probable es que el Hamás se "divida" en un ala militar y un ala política, la primera que no reconoce a Israel y la segunda que sí, al estilo del ETA o el IRA. Cosa de poder seguir la lucha armada aún teniendo el poder político. Pero bastará un sólo atentado fuerte con autoría del Hamas, para que se vean los tanques israelíes persiguiendo a los diputados palestinos fuera del parlamento. Israel tiene mucho en juego acá. Espero que los palestinos se den cuenta que ellos también.