miércoles, setiembre 28, 2005

Shaná Tová!

Shaná Tova para todos!!!

Feliz año nuevo!

Un flash divertido en inglés.

domingo, setiembre 25, 2005

Dos imágenes - una selección

Linchamiento en Ramallah

Estuve leyendo algunos capítulos del libro Framing Terrorism. The News Media, the Government and the Public, Editado por Pippa Norris, Montague Kern y Marion Just. El libro compila un conjunto de artículos sobre la relación entre los medios de comunicación y el terrorismo, centrado en los sucesos del 11 de septiembre y conexos.

Tiene un capítulo muy bueno escrito por Tamar Liebes de la Universidad Hebrea de Jerusalem y Anat First del Netanya Academic College, "Framing the Palestinian-Israeli Conflict" que trata sobre cómo y por qué los medios eligieron como símbolo del conflicto Palestino-Israelí la imagen de Mohammed Al-Durrah, el chico palestino que aparece como muerto en los brazos de su padre al comienzo de la Intifada (una imagen probablemente falsa, ya que el camarógrafo palestino que filmó el suceso fue filmado a su vez unas horas antes en el mismo lugar armando escenarios con actores que se hacían los muertos y se volvían a levantar), y descartaron en cambio la potente imagen del linchamiento de los dos soldados israelíes Vadim Nourezitz y Yosef Avrahami en Ramallah que encabeza esta nota, a pesar de que en ese caso el culpable era claro, la víctima existía, y la violencia fue cometida con alevosía.

Según las autoras, las razones del éxito de la imagen de Al-Durrah (que configuró luego la imagen en todo el mundo de un ejército israelí "brutal" que asesina niños) fueron las siguientes:

  1. El niño "muerto" en los brazos de su padre se hizo ícono, en una imagen similar a la Pasión de Jesús. La imagen mostraba una narrativa coherente con principio y fin (aún cuando falta de hecho, el momento más importante: cuando supuestamente es alcanzado por las balas).
  2. El cassette con la filmación fue entregado rápidamente por el camarógrafo palestino a la agencia donde trabajaba (France-2) y de allí distribuida a todo el mundo, mientras que los varios camarógrafos que filmaron el linchamiento de los soldados isralíes fueron amenazados de muerte por los palestinos para que no publicaran las imágenes; sólo un canal se atrevió a pasarlas (RAI) y a regañadientes.
  3. La imagen de Al-Durrah precedió a la otra casi dos semanas, y llegó en un momento en que la gente todavía estaba intentando entender qué era este nuevo conflicto. En una sóla imagen, Al-Durrah le otorgó significado.
  4. El ejército israelí, todavía no acostumbrado a la nueva cultura de información instantánea, primero aceptó la culpa de haberlo matado y prometió una investigación. La investigación demostró de que no había forma de que las balas de los soldados israelíes le hubieran pegado, pero ya era tarde. Además, en represalia, Israel inmediatamente destruyó la comisaría palestina (vacía) donde había sucedido el linchamiento y bombardeó otros lugares vacíos en Gaza, y esto convirtió a los títulares de los canales de noticias en "Israel responde" en lugar de "Israelíes son asesinados".
  5. Los árabes convirtieron a Al-Durrah en el aspecto central de la propaganda por un tiempo, sacando estampillas con su cara, renombrando calles a su nombre (en Irán y Egipto por ejemplo), haciendo videos para chicos con Al-Durrah como personaje, escribiendo canciones sobre su muerte y escribiendo libros sobre él.
  6. Porque la opinión pública internacional ve a los palestinos como víctimas, como el lado débil; "linchar" como imagen, está asociado al lado fuerte (a los blancos que ahorcaban negros), y "a poner orden". El lado débil no está asociado con esas imágenes.
Asimismo, lo que ellas además demuestran es que para que la imagen de Al-Durrah sirviera como ícono, había que agregarle información faltante en la imagen (el momento de la muerte, el culpable, la razón por la que estaban allí), y que esto se hizo a través de la entrevista telefónica al mismo camarógrafo que organizó la puesta en escena, y luego se puso en contexto a través de comentarios periodísticos desinformados pero emotivos.
Por si hiciera falta repetir que incluso las imágenes más "directas" no son objetivas, las autoras pusieron en evidencia el proceso de selección y presentación que operó en los medios en los primeros días de la Intifada y que armó la imagen del conflicto.

sábado, setiembre 24, 2005

Reseña: La retórica del terrorismo y contraterrorismo


Para la tesis comencé a leer algunos libros sobre terrorismo y comunicación. Cuando encuentro algo interesante, me gusta comentarlo. Además me ayuda a pensarlo mejor y ordenar lo que leí. Así que acá les presento una media reseña del libro "The Rhetoric of Terrorism and Counterterrorism" de Richard W. Leeman, 1991. Leí casi todo el libro, salvo los últimos dos capítulos que tienen ejemplos de la retórica antiterrorista de Nixon y Reagan y que no me servían tanto. Pero la base teórica y ejemplos apropiados están presentes en los capítulos anteriores. Esta no pretende ser una reseña completa.

El tema

El libro habla sobre la retórica (esto es, la forma de argumentación) de los grupos terroristas, y de los funcionarios que se encargan de contraterrorismo. Qué vemos? Vemos grupos terroristas que aparecen en la televisión y difunden su propaganda. Qué más vemos? Vemos a George Bush dando un discurso contra el terrorismo. Los dos argumentan y presentan su caso. Este libro intenta analizar la argumentación y entender por qué muchas veces no nos convence ninguno de los dos y qué hay que hacer para destruir la retórica del terrorismo.

Leeman dice que los terroristas tienen ciertas formas e ideas comunes que se expresan en su discurso y que son identificables. A la vez, dice que muchos de los pronunciamientos contraterroristas (por ejemplo cuando habla Blair o Bush) son como un reflejo del discurso terrorista. Esto es, mantienen el mismo mundo bipolar (buenos/malos, civilización/barbarie, nosotros contra ellos) que los terroristas y por eso adolecen de las mismas falencias argumentativas. Leeman desarrolla luego la idea de que existe un discurso contraterrorista posible que no es "reflexivo", sino democrático y que es preferible porque no tiene desventajas, es robusto frente a las falacias terroristas, y permite, en el mejor de los casos, prevenir el desarrollo del terrorismo dentro de los países democráticos.

Las premisas

El libro abre con algunas premisas que el autor explicita para establecer un terreno común de discusión. De estas, las más importantes son las dos primeras:

  1. Que las organizaciones que él llama "terroristas" son de hecho terroristas.
  2. Que un gobierno democrático es preferible a cualquier otra forma de gobierno.

El autor nombra a la OLP de Arafat, la fracción del Ejército Rojo Aleman/Badher-Meinhof, The Weatherman, el PFLP/Frente Popular para la Liberación de Palestina de George Habash, the British Angry Brigade, el neonazi norteamericano MacDonald, los Tupamaros uruguayos, el IRA irlandés, los fundamentalistas cristianos que ponían bombas en las clínicas de abortos en USA, el Japanese Red Army que mató 24 personas en el aeropuerto Ben Gurión, la Orden de los Arios y los Quebecois de Canadá.

Hay gente que considera que ninguno de los grupos citados es terrorista. A ellos, Leeman les dice que seguramente esa gente piensa que los contraterroristas son los "verdaderos terroristas". Les dice que no se preocupen, que simplemente cambien donde dice "terrorista" por "contraterrorista" y viceversa en los capítulos 3 y 4 sobre retórica del terrorismo y retórica reflexiva del contraterrorismo y ya está, problema solucionado. Como sus discursos son prácticamente un reflejo el uno del otro, el análisis del libro igual sigue teniendo sentido.

La retórica del terrorismo

Yendo entonces al análisis del discurso terrorista, Leeman encuentra que la principal característica de este es que divide al mundo entre el "terrorista bueno" y el "sistema inhumano". Esto es, un mundo bipolar, maniqueo donde la violencia del terrorista es siempre una respuesta a la violencia del sistema. El discurso terrorista se basa en esta categorización previa para demandar que el cuerpo político pase a la acción contra el sistema.

La principal característica del terrorismo es la violencia. Por lo tanto el terrorista caracteriza esa violencia como una respuesta. La violencia del terrorista es siempre menor o igual a la violencia del sistema, nunca es mayor. La inhumanidad del enemigo (el sistema y sus monigotes-colaboradores) justifica la inhumanidad de la violencia del terrorista. El sistema nunca se define con claridad, siempre es ambiguo, no importa si el terrorista sea "izquierdista" o "derechista". El sistema es un "monstruo" que comete "crímenes", la gente que acepta ese sistema son "cerdos" ya que vivir en el sistema "no es vivir", y la respuesta adecuada es una "guerra". El uso de la palabra guerra sugiere que el terrorismo es una respuesta legítima.

No existe la neutralidad. "O estás con nosotros o estás contra nosotros". Los que no hacen nada son igual de culpables. Es mejor cometer violencia en respuesta de la violencia del sistema que traicionarse, o sea cometer violencia contra los propios ideales. Por lo tanto, la violencia terrorista es justificada doblemente.

El discurso del terrorista no usa generalmente datos, pero cuando lo hace es para generar emociones, no para sostener una argumentación racional. Por ejemplo, cita imágenes de violencia para generar simpatía con la propia causa. Genera emociones agrandando al enemigo utilizando metáforas e hipérbolas: el sistema, el imperialismo, Estados Unidos, Israel, la sociedad occidental, el capitalismo, son "conspiradores", "omnipresentes", "un cáncer", "lo más estúpido", "lo más anti-social que existe", etc. Como la verdad "es evidente", los terroristas no usan mucha documentación, citan fuentes o siguen normas tradicionales de evaluación de la evidencia.

Lo que Leeman encuentra es que en el discurso terrorista hay dos tensiones retóricas: elitismo versus populismo, y comunicación versus acción.

La primera tensión surge porque el terrorista siempre dice que habla en nombre de "la gente", "el pueblo", pero la realidad es que los que se dedican a la violencia terrorista siempre son una minoría. Por lo tanto, les cuesta salir de la contradicción de que su movimiento esté "basado en la fé de las masas" y que las masas en realidad no los apoyan o los ignoran (Leeman no parece tomar en cuenta a Hamas o Hezbollah y el apoyo masivo que tienen, probablemente porque el libro es de 1991). La forma más común de salir de esta tensión es clamar que la gente está engañada por el sistema, y que el terrorista debe hacerlas salir de su sueño. El terrorista clama que su acción es populista, pero actúa como un elitista.

La segunda tensión proviene del hecho de que los terroristas demandan acción y consideran las palabras como inútiles o incluso peligrosas, pero paradójicamente todo el tiempo se dedican a comunicar, tanto con el atentado mismo, como con las apariciones posteriores en la televisión.

La retórica reflexiva del contraterrorismo

Qué pasa con el discurso contraterrorista? Si este discurso es reflexivo, es simplemente un reflejo invertido del discurso terrorista. El discurso reflexivo recrea el mundo bipolar del terrorista. Primero que nada se establece la propia legitimidad: "cuando hombres buenos se enfrentan al mal...". Se hace mención a los valores democráticos, aún cuando el discurso mismo no se construya en forma democrática sino elitista, de arriba abajo. Se dice: "el terrorismo representa un asalto a los valores más fundamentales de nuestra civilización occidental, respeto por la vida humana, la vida, la justicia, y la decencia". Se formula como una división entre "civilización y barbarie", donde los terroristas son prácticamente incomprensibles, irracionales, bestiales, sus conductas son inhumanas.

Si los terroristas son bestiales y anormales, la discusión sobre sus puntos de vista es totalmente innecesaria. El uso de la fuerza está legitimado ya que "la fuerza es lo único que los terroristas entienden". La apelación a la guerra también legitima cualquier acción antiterrorista que se emplee. La neutralidad no existe, no hay zonas grises entre los terroristas y la gente normal.

El discurso contraterrorista reflexivo también usa imágenes para provocar emociones como miedo y furia, mientras que los terroristas buscan las emociones de miedo, furia y frustración. Como reflejo del uso por parte de los terrorista del término "sistema", los contraterroristas usan el término "red" (network) o "red mundial" (global network), con lo cual agrandan al enemigo. Usan metáforas como "cáncer" y "enfermedad".

El contraterrorista reflexivo, como el terrorista, demanda acción y aborrece la inacción, el discurso inútil. La inacción es "apaciguamiento" (haciendo referencia a como Chamberlain apaciguó a Hitler dándole Checoslovaquia en 1938). Las fuentes de documentación también son vagas, se dice que hay "evidencia concluyente" sobre una "red terrorista", pero la evidencia no se muestra.

Las mismas tensiones retóricas aparecen en este discurso: elitismo versus populismo y comunicación versus acción. El contraterrorista habla de democracia, pero considera que la división entre lo legítimo y lo ilegítimo (violencia terrorista) es obvia, por lo tanto, el debate con el público es innecesario. La democracia es importante, pero el contraterrorista considera que a veces se pueden tomar acciones contrarias a la ley, si se considera necesario. Quién determina si es necesario? el contraterrorista; esencialmente un comportamiento antidemocrático [Nota de Fabián: no sé si antidemocrático, pero por lo menos jerárquico]. Asimismo, la acción es "urgente", "necesaria" y será "decisiva", pero el contraterrorista se para frente a la cámara y habla. ¿Para qué habla si es perder el tiempo? es una contradicción.

Los dos discursos se reproducen y en lugar de ser una respuesta al terrorismo, el contraterrorismo reflexivo tiene sus mismas fallas. Pero hablar es importante. Explicar a la gente las acciones contraterroristas es fundamental en una democracia. Cómo se puede hacer esto sin caer en el reflejo del discurso terrorista? Leeman dice que por medio de una retórica democrática.

La retórica democrática

La retórica democrática no sólo habla de los valores democráticos. Está definida por actitudes democráticas. Estas actitudes son tres: respeto por el "otro", un "otro" bien informado y honestidad intelectual.

El respeto por el otro tiene que ver con incluir a la audiencia en el proceso de discusión. Leeman considera que el "otro" incluye también al terrorista dentro del "cuerpo político". Si se argumenta que el terrorista ha violado normas legales internacionales, el terrorista debe estar incluido en el conjunto de la sociedad, si no, no tendría sentido hablar de violación de la ley. El respeto por el otro también implica la tolerancia al desacuerdo. Lo que no significa abandonar el debate, sino reconocer que el otro puede estar equivocado sin ser inhumano, o vil. El disenso del terrorista sería tolerado por el contraterrorista, pero no los medios por los cuales se expresa el disenso (la violencia). Asimismo, el contraterrorista debe tolerar el disenso de aquellos que consideran que hay otros métodos mejores de actuar contra el terrorismo. La acción antiterrorista debe ser tomada dentro de un compromiso con la ley internacional.

Un "otro" bien informado significa que los datos y el proceso de razonamiento por el cual se llega a las decisiones a tomar deben estar bien explicitados y ser lo más específicos posibles. Esto permitiría a la audiencia entender por qué se toman ciertas decisiones. No se debería llamar a la "acción" sino que se deberían discutir diferentes propuestas de acción en forma pública.

Honestidad intelectual significa que el orador no debe creer que está en posesión de la "Verdad", sino que debe estar convencido de la veracidad de todo su mensaje; no haber escondido hechos, no haber falseado opiniones. El argumento que se exponga no tiene que ser "el mejor", tiene que ser "el mejor dentro de la información disponible".

Conclusión

El propósito del contraterrorismo en una democracia liberal es, primero y principal, proteger y mantener el sistema democrático. Según Leeman, esto sólo se puede hacer por medio de un discurso democrático. Como esta retórica pone al cuerpo político entero como la última instancia de decisión, no tiene la desventaja de la tensión entre elitismo y populismo. El objetivo es construir consenso, tanto nacional como internacional si se puede. Sólo la democracia puede derrotar el terrorismo.

Nota de Fabián: En este sentido, la retórica del "están con nosotros o contra nosotros", "civilización o barbarie", "Eje del Mal" más que estar equivocadas, hay que entenderlas como insuficientes o contraproductivas. En algún momento la gente se cansa de ser manipulada y cae en la pasividad o el desinterés (cuando no bajo el influjo de algún demagogo como Michael Moore o Noam Chomsky). El objetivo del libro es movilizar a la gente contra el terrorismo, usando sólo la verdad que se construye entre todos. Las premisas citadas al comienzo indican también que no tiene sentido discutir sobre cuál es la mejor respuesta al terrorismo frente a gente que no valora el sistema democrático; por ejemplo, la derecha fascista o la izquierda marxista. Donde uno ve terrorismo ellos ven contraterrorismo y viceversa. Pero a la vez, el discurso construido de manera democrática les pasaría de largo sin afectarlos porque ellos son dogmáticos y creen tener la Verdad revelada.

miércoles, setiembre 21, 2005

Ahora puede NO besar a la novia


De Haaretz:

Corte de justicia Indú impone una multa de 23 dólares a una pareja israelí por darse un beso durante la ceremonia de casamiento.

An Israeli couple was fined 1,000 rupees ($23) after an Indian court found them guilty of obscenity for kissing during their marriage ceremony in a Hindu pilgrim town, newspapers reported on Wednesday.

The couple had decided to have a traditional Hindu marriage while visiting Pushkar town earlier this month in the temple-studded desert state of Rajasthan, The Times of India reported.

But they infuriated the priest as they started to kiss and embrace while he was chanting vedic hymns.
Y eso que todo el mundo piensa irse a India a descubrir la verdadera sensualidad... yo diría que lo piensen dos veces antes de contratar una boda indú a la carta... o agreguen 23 dólares al costo de la fiesta.


"We will not tolerate any cultural pollution of this sort," Ladoo Ram Sharma, president of an organization of Hindu priests in Pushkar, was quoted as saying.
Contaminación cultural ehem... Mientras tanto, nosotros intentamos ampliar nuestros horizontes conociendo otras culturas, lo cual me parece buenísimo y muy agradable. Pero se nota claramente como las otras culturas no piensan igual. Por lo menos es una suerte que a nadie se le ocurrió que sería pintoresco ir a casarse a Afganistán cuando gobernaban los talibanes...

India has tough obscenity laws and kissing in public is frowned upon in the largely conservative country. Last October, local residents in the western state complained to authorities that a group of Israeli women had danced naked near Pushkar.
Lo hacen en India?! nunca vi que lo hagan acá!

martes, setiembre 20, 2005

Simon Wiesenthal

Simón Wiesenthal
No sé cómo escribir esto. Pero hoy es un día triste. Simon Wiesenthal, el gran cazador de nazis, el que descubrió a Eichmann en Argentina, y al oficial de la Gestapo que arrestó a Anne Frank y la mandó al campo de concentración, y a tantos otros nazis que se escaparon y se cambiaron el nombre para ir a vivir a otros países sin responder por sus crímenes, murió hoy a los 96 años.

Les recomiendo que lean la nota que salió en Haaretz, cuenta su vida y su trabajo. Me imagino que con los días saldrán más notas, y especiales sobre él, pero vale la pena leer esto para tener una idea de lo grande que fue, y lo mucho que nos hace falta.

La frase final de la nota dice: "[En el 2003, año en que murió su mujer] Wiesenthal anunció su retiro, diciendo que había encontrado a los asesinos de masas que había estado buscando: "Los he sobrevivido a todos. Si todavía quedara alguno, sería demasiado viejo y demasiado débil para presentarse a juicio. Mi trabajo está hecho."

lunes, setiembre 19, 2005

Pensamiento creativo

Topadoras israelíes

Esto es lo que se llama pensamiento creativo. No podemos transportar las sinagogas adentro de Israel. No podemos destruirlas porque los rabinos se quejan. No queremos dejarlas en pie porque los palestinos las queman. Entonces las enterramos. El ejército decidió enterrar la sinagoga de Sa-Nur, una de las colonias evacuadas en Cisjordania para poder retirar las tropas después.

No digan que todo está perdido, mientras tengamos topadoras...

domingo, setiembre 18, 2005

Cuestiones internacionales

Playa de Ashkelon
Bueno, todavía no se sabe qué va a pasar con la frontera entre Gaza y Egipto. Al parecer, la han cerrado por ahora y eso les ha costado seis policías palestinos heridos a pedradas por residentes de campos de refugiados y gente del Hamás y la Jihad Islámica. Ha entrado un montón de armas y droga (el contrabando de droga es uno de los métodos de financiación de la Intifada, ¿de donde iban a sacar dinero los palestinos para comprar armas, si no?), y al parecer están pensando en reabrir la frontera en unos días.

El desarrollo más interesante es un rumor (nada más que un rumor por ahora) de que la frontera se podría correr un poco más para el lado de Egipto, cosa de unir nuevamente el pueblo de Rafiah, esta vez bajo soberanía palestina. Pero los egipcios siempre se rehusaron a renunciar ni siquiera a un pedacito del Sinaí. En todo caso, hace tiempo se especula con que Egipto podría finalmente otorgar una franja costera en el Sinaí para el desarrollo palestino. La franja de Gaza es el territorio con mayor densidad demográfica del mundo (y con ninguna intención de instituir un control de natalidad), muy poca agua, una enorme cantidad de armas y un liderazgo fanático religioso-nacionalista. Digamos que ha nacido con bajas probabilidades de éxito. O, dicho con otras palabras, ha nacido con pocas expectativas de paz.

Ahora, aparte de todos los otros problemas, comienzan los asuntos "internacionales". La Comisión de Agua israelí anunció que si los palestinos construyen otra cañería cloacal que desemboque en el mar, van a arruinar totalmente la mayor planta de desalinización de agua del mundo, que está en Ashkelón y va a ser inaugurada a fin de mes, además de contaminar las playas israelíes ya que la corriente tiene dirección norte. En todo caso, el proyecto de la cañería es una carta de negociación de los palestinos frente a Israel porque existen otros sitios contenciosos, como una cañería del norte de la franja de Gaza que desemboca en Israel y las cloacas de los asentamientos israelíes en Cisjordania que dan a áreas abiertas de este territorio.


Tuve hoy la reunión con la gente de la materia en la que voy a tener un práctico y nos mostraron la encuesta con la que vamos a trabajar este año (Encuesta de Identidad Nacional 2003). Es parte de un proyecto internacional, y la muestra incluye israelíes judíos y árabes. Además ya estoy trabajando en una propuesta de tesis...adianchi!

miércoles, setiembre 14, 2005

Egipto - Gaza. La frontera abierta

frontera entre Gaza y Egipto


El 12 de septiembre de 2005 Israel se fue de Gaza. Primero destruyó todas las colonias, dejando en pie solamente una veintena de sinagogas (hubo un cambio de parecer en el gobierno que al principio estaba de acuerdo en hacer que el ejército las destruyera) y finalmente retiró todas las tropas.

Hubo una larga discusión con el gobierno egipcio a lo largo de este año sobre qué se debería hacer en la frontera entre la franja de Gaza y Egipto. Al principio Israel adoptó la postura de que aún luego de desmantelar las colonias, ella debería seguir controlando la frontera -lo que se conocía como el corredor Filadelfi- para evitar que los palestinos contrabandearan armas desde Egipto hacia Gaza. Cada tanto Tzahal descubría algún tunel de contrabando que corría desde la ciudad de Rafiah egipcia hasta el interior de alguna casa en la Rafiah palestina, pero la actividad de patrullaje era muy peligrosa, y muchos soldados perdieron la vida a causa de bombas en el camino, disparos o granadas autopropulsadas. El ejército desarrolló un plan en el 2005 por el cual iba a utilizar una excavadora especial para cavar una trinchera de 10 metros de profundidad a lo largo del corredor Filadelfi, con paredes de concreto, para evitar que se siguieran construyendo túneles. Los túneles no podían hacerse más profundos porque se llegaba a la napa de agua.

La idea de la trinchera y las actividades preparatorias para construirla siguieron en marcha aún después de que se supo que Israel estaba a punto de llegar a un acuerdo con Egipto para que sea este país y no Israel quien controlara la frontera. El plan tenía un punto contencioso: los acuerdos de paz entre Israel y Egipto de 1979 establecían que el Sinaí sería un territorio desmilitarizado, para prevenir movimientos peligrosos de tropas como en 1967 o ataques sorpresa como en 1973. Si Israel permitía la remilitarización del Sinaí perdía la más valiosa ventaja estratégica del tratado de paz. Finalmente, se llegó a un compromiso: 750 tropas egipcias con armamento ligero en rol de policías patrullarían la frontera.

El problema es que hace ya tres días seguidos, desde que Israel se retiró del corredor Filadelfi, una masa imparable de palestinos cruza la frontera, primero saltando por encima de las vallas, y ahora el grupo Hamás ha practicado un boquete, y amenazado a quien sea que lo tape, con que serán construidos 10 pasos más por cada uno que se cierre. Los palestinos han aprovechado para ver a familiares del lado egipcio que hace años (o quizás nunca) habían tenido la posibilidad de visitar, comprar cigarrillos, queso, drogas y otros productos en Egipto, donde cuestan mucho más barato, y ahora se sabe con certeza que también han comprado y traído a la franja de Gaza diversos tipos de armas, pistolas, ametralladoras y municiones. Esto ha hecho bajar los costos de estos productos en el mercado negro. Por ejemplo, el costo de balas para una ametralladora Kalashnikov pasó de 18 shekels a 3 shekels, así como el costo de una pistola hecha en Egipto pasó de 1.400 dólares a sólo U$S 177.-. El dilema de seguridad israelí se hace más complejo.

Egipto y la Autoridad Palestina se reunirán para discutir como hacer para reestablecer una frontera normal entre los dos pueblos, con control de pasaportes y tránsito. Israel ha protestado fuertemente contra el descontrol que ocurre ahora en la franja de Gaza. El control que Israel efectuaba era relativamente efectivo: mientras que no podía eliminar completamente el contrabando, hacía que el equipamiento militar fuera muy costoso. Los palestinos habían pasado en el último tiempo a dejar de disparar al aire en cualquier ocasión de festejo, a cuidar cada bala de que disponían.

Sin embargo, es necesario analizar hasta que punto las consecuencias del pasaje descontrolado de personas y mercancías es negativo para Israel, y si hay alguna consecuencia positiva que rescatar. Respecto a esto último, yo creo que sí.

Económicamente pareciera que Israel tiene mucho que perder con el contrabando. Israel mantiene con la Autoridad Palestina un acuerdo aduanero por el cual no se cobran impuestos a la producción israelí que entra a Gaza y no se cobran impuestos de salida a la producción de la franja. Este acuerdo deseaba ser mantenido por Israel y la Autoridad Palestina. La mercadería que entraba a la franja de Gaza desde Egipto iba a pasar a través de un nuevo control tripartito que sería situado en Kerem Shalom, donde la franja, Egipto e Israel tienen su frontera común. El contrabando en una frontera abierta en Rafiah puede hacer totalmente inútil la construcción de un edificio de control a menos de 50 kilómetros de allí. El ingreso de producción egipcia a Israel sin impuestos a través de la franja de Gaza puede traer serias repercusiones para la economía israelí, ya que esta mercadería compite con ventaja respecto a la producción local. No necesariamente la mercadería sería solamente de manufactura egipcia, y es muy posible que ingresaran productos contrabandeados de terceros o cuartos países.

Sin embargo, el ingreso de mercadería a Israel podría ser todavía controlado en la frontera de Erez, en el norte de la franja, o en Kerem Shalom, con relativos buenos resultados. Supongamos que esto no sucediera así y que repentinamente Israel se viera inundada de productos egipcios contrabandeados. Quizás Israel tomara entonces la decisión de eliminar el acuerdo aduanero con Gaza, sometiendo a los productos palestinos (o egipcios) a una tasa de ingreso. Esto podría llevar probablemente a una medida similar por parte de los palestinos y derivar finalmente en un cierre gradual en el ingreso de mercadería palestina (o egipcia) desde la franja de Gaza, lo que resultaría en una desconexión entre las dos economías. Egipto probablemente no pueda ofrecer todo lo que la economía israelí oferta, pero la economía de Gaza es más primitiva y no necesita última tecnología, sino productos sencillos y se vería beneficiada por los bajos precios egipcios. El contrabando, entonces, parece que actúa de manera de estrechar los lazos entre las dos sociedades árabes y puede ser una potencial fuerza separadora entre el pueblo israelí y el palestino. No necesariamente un mal resultado para una realidad en la que cada mercancía que pasa de Gaza a Israel debe ser descargada del camión palestino, verificada por explosivos con equipo de alta tecnología y cargada en un camión israelí.

Asimismo, la presión de los desempleados de la franja sobre el mercado laboral israelí podría ser atenuada bastante si los palestinos tuvieran la oportunidad de ingresar a Egipto a trabajar, incluso en trabajos ilegales. Hay que recordar que la situación en Gaza y los territorios palestinos es crítica, y la posibilidad de trabajar aunque sea por un sueldo bajo, sería tentadora para muchos.

Militarmente, la frontera abierta entre Gaza y Egipto se ha convertido en una puerta de entrada de armamento para los grupos terroristas palestinos. Hasta ahora, por otro lado, no parece que armamento liviano (que incluye lanzagranadas y ametralladoras) pueda realmente ser un peligro para Israel, que ha construido una doble reja alrededor de Gaza y patrulla la zona con equipo de alta tecnología. Es posible que Egipto sí tenga un interés en evitar que armamento más pesado (lanzacohetes tierra-aire, tierra tierra, vehículos acorazados, o armas químicas) pase a través de la frontera hacia Gaza. Egipto utiliza el desierto del Sinaí como buffer entre los palestinos y su país, pero incluso el Sinaí se ha transformado en una preocupación para Mubarak, sobre todo luego de los atentados contra los hoteles en Sharm al Sheik. La negligencia en el control de la frontera en estos casos sería demasiada como para que Estados Unidos o Israel se la dejaran pasar al régimen egipcio. El uso de este armamento contra Israel podría llevar a una respuesta fuertísima de parte de Tzahal, y quizás, de tratarse de un enfrentamiento prolongado, en una ola de refugiados palestinos hacia Egipto. Por eso, la total falta de control no sería aceptable para Egipto, pero el intento de controlar la frontera puede llevar a este país a enfrentarse directamente con los intereses de Hamás. Realmente, esto no sería nada negativo para Israel, ya que dividiría entre Israel y Egipto la presión de este grupo terrorista, y Egipto, como régimen, se ha caracterizado por imponer soluciones sanguinarias contra sus propios grupos islámicos. El interés conjunto de Egipto, Israel y (quizás) la Autoridad Palestina en deshacerse de un grupo problemático como Hamás podría quizás llevar a la destrucción de este grupo terrorista. Por la experiencia de la historia de los grupos islamistas y nacionalistas como la OLP, se puede contar con el Hamás para llevar la situación a un enfrentamiento caliente en el que finalmente saliera perdiendo.

Por eso es que estratégicamente, la frontera abierta no es un asunto tan negativo para Israel como podría parecer a simple vista. La consecuencia puede ser una compenetración más fuerte entre la economía palestina y egipcia, una oportunidad laboral para los desempleados de Gaza y una cooperación militar más estrecha entre Egipto e Israel, que con suerte, no derivaría en la destrucción de la Autoridad Palestina en Gaza sino a su reforzamiento, al neutralizar al Hamás.

domingo, setiembre 11, 2005

Bernadottismo

Hoy el gobierno votó, simbólicamente, terminar la ocupación militar de la franja de Gaza. Digo, simbólicamente porque el voto fue simbólico, ya estaba decidido de antes, no que la retirada fue simbólica. Es real.

Sin embargo, en política, y sobre todo en Medio Oriente y especialmente cuando se trata de Israel, los hechos se cubren de una significación simbólica que es disputada entre los adversarios. Es importante entender esto porque nada se termina con una ley. Israel tiene que pelear públicamente frente a los medios de comunicación por cada paso que da y por cada situación que se presenta.

Seguramente al escribir estas líneas, estoy bajo la influencia de un libro que estoy leyendo ahora "My country" de Abba Eban, que fue embajador israelí a la ONU y en los Estados Unidos. El libro lo compré de saldo en la biblioteca de la universidad, parece que les sobraba. Me salió sólo 10 shekels (7 pesos) y es un lindo libro, con muchas fotos y la historia de Israel desde el nacimiento del sionismo hasta 1972.

Cuenta Eban que entre el 1 de julio de 1948 (en el medio de la Guerra de Independencia) y el 11 de mayo de 1949, día de la aceptación por parte de la ONU de Israel como estado miembro, planeó una grave sombra sobre la futura soberanía de Israel, que fue el reporte del Conde Bernadotte, mediador de la ONU entre los judíos y los árabes. El reporte proponía una solución que negaba la soberanía de Israel y proponía un "país" o "ente" conjunto con Jordania, bajo la supervisión (sólo de palabra) de la ONU. Aunque los árabes rechazaron también este plan (por considerar que otorgaba demasiada autonomía a los judíos) e Israel también lo rechazó por negar su derecho a la soberanía, durante unos años el "bernadottismo", o sea, la creencia de que el Estado de Israel nació como un hecho provisorio y es revocable por la ONU, siguió oscureciendo el panorama. Eban escribe en 1972 y no podía imaginarse que la Intifada del 2000 iba a reavivar el bernadottismo en grandes sectores de la población mundial.

Y fue así. La extrema izquierda y la extrema derecha se juntaron en su “bernadottismo”. Es fácil traducir esta palabra por antisemitismo en el caso de la derecha; más difícil (pero no imposible) es establecer que la izquierda puede ser también antisemita (aunque lo nieguen y se denominen a sí mismos “anti-sionistas”). El “bernadottismo” había desaparecido de la escena política e ideológica durante muchos años. Antes de los acuerdos de Oslo no existía, aunque tampoco existió durante la época de los acuerdos de Oslo (1993-2000). Volvió a su indigna vida cuando los Acuerdos de Oslo fueron demolidos por la Intifada de Arafat. Era algo realmente paradójico (y para mí, espeluznante, la verdad), que la respuesta de ciertos formadores de opinión pública al ataque terrorista contra Israel fuera, increíblemente, comenzar a cuestionar la validez de Israel, como si la situación hubiera retornado al año 1948 en lugar de a algo similar a 1993.

En estos años presencié innumerables discusiones sobre el significado de 1948, cuando lo más razonable hubiera sido discutir las fallas evidentes y solucionables de una serie de acuerdos posteriores a 1993, o a lo sumo discutir sobre las causas y consecuencias de 1967. El hecho más evidente, la presente incapacidad de los palestinos para crear su propio estado, (con monopolio del uso de la fuerza, con elecciones regulares sin fraude, con separación de poderes, sin asesinatos para saldar cuentas y con un control mínimo de la corrupción) fue olvidado, ocultado, dejado de lado. Lo que había que discutir era si Israel tenía derecho de existir o no. Odioso.

Pero esto no era sólo culpa de los palestinos, los árabes, la izquierda “antiimperialista” y la derecha simpatizante de los nazis. La culpa la tenía también Israel. ¿Por qué? Porque Israel fue durante demasiado tiempo un país sin fronteras. Sin fronteras reconocidas, por una parte, pero sin fronteras estables, por otra. Lo primero se puede achacar a la agresión árabe. Lo segundo es un error nuestro.

Aunque hay muchos países en el globo que tienen disputas territoriales, Israel como país pequeño, como país de gente perseguida por milenios por su religión y asesinada industrialmente en masa, como país vulnerable, como país asediado durante años por la propaganda árabe-soviética antisionista/antijudía debía entender que su situación era diferente a la de los otros países. Israel debía fijar sus fronteras y no dejar pasar el tiempo así como así en veremos. Por supuesto, las fronteras fijadas en el armisticio de 1949 y que duraron hasta 1967 eran indefendibles y muy peligrosas, pero tampoco se podían dejar libradas al azar las definitivas, aún si la resolución significaba quedarse con alguna parte de Cisjordania por razones de seguridad. Las fronteras provisorias ayudaron a revivir el fantasma del Estado provisorio cuando Arafat lanzó a su Autoridad Palestina a una guerra anárquica suicida-homicida. Le dieron a la propaganda árabe un éxito temporal, y pintaron a Israel como un estado racista y de apartheid. Esto se tornó demasiado peligroso.

Esta es una de las razones por las cuales el plan de separación de Ariel Sharón es muy positivo. Porque a pesar de todo lo que pataleen los palestinos por algunos metros más de tierra, la frontera con Gaza es vista por el mundo como una frontera internacional. De este lado Israel, del otro lado Palestina. Israel se fue de allí, sacó a su gente y a sus soldados; ahora les toca a ustedes, los palestinos, arreglárselas y demostrar que merecen un estado y que pueden con él. Lo mismo debe hacerse en Cisjordania, y la frontera, obviamente, pasará por el trazado de la Barrera de Seguridad, metro más, metro menos. Por eso los dirigentes palestinos le tienen tanto miedo y tanta bronca a la barrera, porque es un freno total al doble discurso que siempre mantuvieron: hoy negocio por Gaza y Cisjordania, pero mañana lo queremos todo. La frontera en construcción en Cisjordania, la frontera común entre Egipto y Gaza, y la futura conexión entre Cisjordania y Jordania matarán al Bernadottismo para siempre.

Por eso, nosotros tenemos que entender el significado simbólico del plan de separación. Significa la vida para Israel. Y cuando hablemos con gente sobre el tema, reconozcamos lo valiente, lo difícil y lo significativo de la retirada israelí de Gaza y no nos olvidemos de señalar que la Barrera de Separación es lo que hará posible un estado palestino (aún a pesar de ellos).

viernes, setiembre 09, 2005

Mando Fruta (no se enojen)

Ayer fuimos por segunda vez al Tib Tam con Ade, que es un hipermercado nuevo que abrió en Rishon, donde traen cosas de todo el mundo. Compramos unos vinos argentinos que íbamos a llevar para un asado el sábado pero se suspendió, otra marca de chorizos, para ver si esta vez sí son los que tienen el mismo sabor argentino (venían en un envase celeste y blanco!) y unas frutas muy extrañas. En el bol hay dos granadas, dos carambolas y una pataya. La pataya por dentro es púrpura!
frutas raras


Estos no son engranajes, son las carambolas. Vienen del sudeste asiático, probablemente Tailandia, como la Pataya.

engranajes


Y hoy casi tiro por segunda vez la factura de luz. Todo el tiempo vienen porquerías por correo y vivo tirando revistitas y promociones. Díganme si esto les parece el sobre de la factura de luz?

Malditos muppets
Ya voy a volver a la política dura, no se enojen.

martes, setiembre 06, 2005

Trámites con gusto

Hoy fui a la universidad "por última vez en el año" o así parece, aunque no cuento las veces que seguro me voy a reunir con la profesora que es la titular de mi curso, para ver qué nuevo material se le va a dar a los chicos este año.

Aprovecho para hacer varias cosas a la vez, así que de paso entregué el último paper que me quedaba del semestre pasado y me fui a la secretaría a pedir unos documentos que necesito. La beca que me dio la Agencia Judía que me paga todos los estudios hay que renovarla cada año (en mi caso, sólo una vez). Es pura burocracia, porque la idea es que tengo que ir a la universidad, pedir mis notas del año y el permiso para pasar al año siguiente, llevarlo al departamento de estudiantes del estado, cosa que ya hice hoy. Ahí me van a citar para darme el nuevo compromiso de pago que a su vez tendré que llevar a la universidad y ojalá que nada de esto afecte mi inscripción a las materias del semestre que viene. No sería mejor que arreglaran todo entre las oficinas y me llamaran sólo si hubiera algún problema, por ejemplo que no haya cursado lo requerido o que tenga muy malas notas?

Anyway...por lo menos algo positivo y emocionante es que en el mismo libro en que aparecen las instrucciones para los estudiantes y las materias que voy a elegir, ahora aparezco yo, como docente! También sale por internet, ahí les mando una captura de pantalla. Dice "Mar Glagovsky Fabian" o sea "Sr." y el práctico que me corresponde de la materia Shitot Mijkar, o sea Métodos de Investigación. Hagan click sobre la foto para verla más grande.

De no creer


Me faltan cursar sólo tres materias y hacer la tesis. Creo que voy a elegir "Política Virtual: La teoría y la práctica de los usos políticos de las herramientas de comunicación masiva" y "Diseño de políticas exteriores y toma de decisiones" porque me recomendaron a los dos profesores, que son expertos en el tema en que a mí me gustaría hacer la tesis. Quizás uno de ellos sea mi tutor pronto. No puedo decir el tema...shhh! secreto.

jueves, setiembre 01, 2005

Degluciones

Creo que si alguna vez escribo un libro para ayudar a los olim que quieran venir a estudiar a Israel, voy a dedicarle un capítulo al sistema de computación de la universidad de Tel Aviv, y seguro algunos párrafos tendrán que ver con el monstruo Citrix que se come los archivos.

Estoy apurado por las fechas de entrega. Me falta hacer un trabajo para una materia, que consta de analizar y comparar los libros de bibliotecas personales (usé la de amigos) y el 9 es el último día. Por suerte va viento en popa, aunque hoy tuve un susto. Después de una hora y media de trabajo en una computadora de la biblioteca de TAU cerré el word y el monstruo Citrix dijo "log off" y se comió mi archivo de word antes de que me lo pudiera mandar al email. Una vez que te pasa eso, el archivo no está ni en el directorio donde lo guardaste, ni en documentos recientes, ni en los recientes de Word, ni en los archivos temporales de windows. Está en la panza de alguno de los servidores Citrix, que otorgan favores y los quitan como dioses arquetípicos.

Intenté enviar una patrulla de búsqueda con el search en todos los servers, pero volvieron sin resultados. La bibliotecaria me señaló el fondo de pantalla donde dice "guarde todos los archivos en tal directorio o desaparecerán" pero cómo explicarle que yo leo hebreo sólo cuando es absolutamente necesario? y que no tengo idea cuándo algo es absolutamente necesario?

Ya en el tren de vuelta recibí un llamado de Anat, la bibliotecaria que me dijo que lo habían encontrado, y sí, acá me lo mandaron, un poco digerido, le faltan los acentos, pero es mi dulce archivo querido!

Viva!
Monstruo Citrix Cavilando