sábado, noviembre 05, 2005

Thou shall not miss a class

Frase robada a los Simpsons
Siento como si hubiera pasado una nueva etapa. El martes pasado di mi primera clase en la Universidad de Tel Aviv.

Me fue muy bien, mucho mejor de lo que me imaginaba. Tenía miedo de quedarme trabado con el hebreo o ponerme a temblar (un problema con la adrenalina) y nada que ver. Cuatro o cinco palabras las dije en inglés porque no me las acordaba en hebreo, pero el resto pasó suavecito.

Una clase chiquita, 13 personas nada más. La verdad, estoy muy pero muy contento. ¡Salí exhilarante de la clase!

El tema era muy teórico, justamente, qué es una pregunta de investigación, qué es una teoría y qué es una hipótesis científica. Ya se va a poner más divertido cuando empiecen las estadísticas y correlaciones...

Aparte de tiza y pizarrón tenemos a nuestra disposición una plataforma virtual para la clase, con foros y lugar para colgar trabajos. La reviso todos los días, pero todavía no me hicieron ninguna pregunta...cuando empiecen las entregas seguro que me la paso contestando mensajes...

Qué más? bueno, no sé. El aula queda en el mismo edificio donde hace un año cursé el nivel 5 de hebreo, y por la mañana siguen dando estas clases, así que me crucé con mi ex-profe de hebreo, una señora copadísima, que parece recién salida de un kibbutz. Se turnaba con otra que era amiga de la mujer de Binyamin Netanyahu así que el contraste político era muy fuerte. Si la llego a ver otro día, le voy a contar que estoy dando clases, quiero ver la cara que pone. (Sí, todavía me gusta impresionar a la maestra)