martes, octubre 11, 2005

Los muros de la prensa


En estos últimos días vi a varios israelíes de habla latina cobrarse la deuda con los españoles respecto a la manía de estos últimos de llamar a la reja de seguridad israelí "muro de la verguenza", y ahora mirar asustados como ciudades españolísimas como Ceuta y Melilla son cada vez más consideradas posesiones coloniales, y su reja "que no daña" trabaja como una gillette con los pobres africanos. La verdad, yo también me animé un poco a pegar unos palos. Pero en realidad los españoles, como personas individuales, no me joden, cada uno es libre de tener las opiniones que quiera. El problema es cuando los diarios, por ejemplo El Mundo, son promotores de ese lenguaje tendencioso; allí es donde me gustaría dar palazos. Pero no dan posibilidades para comentar las noticias...así que uno se queda con las ganas de retrucar "¿y porqué no construyen la reja en su territorio, digamos, alrededor de todas las playas mediterráneas? Bueno, no podrán meterse más al mar, pero por lo menos cumplirán con la ley internacional".

Sobre este mismo tema salió un artículo bastante bueno hoy en Clarin, de Miguel Winazki sobre los muros de la prensa. No hace mal leerlo.