jueves, septiembre 01, 2005

Degluciones

Creo que si alguna vez escribo un libro para ayudar a los olim que quieran venir a estudiar a Israel, voy a dedicarle un capítulo al sistema de computación de la universidad de Tel Aviv, y seguro algunos párrafos tendrán que ver con el monstruo Citrix que se come los archivos.

Estoy apurado por las fechas de entrega. Me falta hacer un trabajo para una materia, que consta de analizar y comparar los libros de bibliotecas personales (usé la de amigos) y el 9 es el último día. Por suerte va viento en popa, aunque hoy tuve un susto. Después de una hora y media de trabajo en una computadora de la biblioteca de TAU cerré el word y el monstruo Citrix dijo "log off" y se comió mi archivo de word antes de que me lo pudiera mandar al email. Una vez que te pasa eso, el archivo no está ni en el directorio donde lo guardaste, ni en documentos recientes, ni en los recientes de Word, ni en los archivos temporales de windows. Está en la panza de alguno de los servidores Citrix, que otorgan favores y los quitan como dioses arquetípicos.

Intenté enviar una patrulla de búsqueda con el search en todos los servers, pero volvieron sin resultados. La bibliotecaria me señaló el fondo de pantalla donde dice "guarde todos los archivos en tal directorio o desaparecerán" pero cómo explicarle que yo leo hebreo sólo cuando es absolutamente necesario? y que no tengo idea cuándo algo es absolutamente necesario?

Ya en el tren de vuelta recibí un llamado de Anat, la bibliotecaria que me dijo que lo habían encontrado, y sí, acá me lo mandaron, un poco digerido, le faltan los acentos, pero es mi dulce archivo querido!

Viva!
Monstruo Citrix Cavilando