martes, agosto 23, 2005

Souvenirs de Gaza

Algunos recuerdos de estos días:

Una colona recién evacuada que gritó a los policías "ustedes se vuelven a sus casas en Tel Aviv, pero nosotros no tenemos donde dormir". No dijo, Jerusalem, o Beer Sheva. Dijo Tel Aviv. Como odian a Tel Aviv los religiosos! La ciudad laica, la ciudad de la joda. La ciudad del mar. La ciudad de la música. La ciudad de la juventud. La odian.

Un grupo de chicos de entre 6 y 14 años que salieron de la casa llorando, con las manos levantadas y con camisas a rayas y estrellas de david naranjas cosidas en la ropa como si los estuvieran por deportar a Auschwitz. Qué teatro por Dios, pobres pibes. Suerte para la madre que yo no estaba ahí.

Los policías en Kfar Daron, sacándose la ropa a las apuradas, gritando y pidiendo que les tiren agua, después de haber sido rociados con soda cáustica. Capturado en televisión. Ubicación: el interior de una sinagoga.

El trabajo de los policías y soldados fue impresionante. Loco, no se fueron de mambo NUNCA! No los pusieron bien puestos a varios que se la re-merecían. Tuvieron un entrenamiento especial para la situación durante varias semanas. A veces lloraban con ellos. Eso creo que es único en el mundo. Yo no quería que lloren, pero visto con un poco de distancia, no hubiera sido más fácil a cualquier policía repartir bifes y gás lacrimógeno? Ustedes se imaginan a la bonaerense encargada de esta misión? "Con empatía, Rodríguez!" "Si, señor"...

Los colonos en Sa Nur disponiéndose a resistir arriba del techo y una colona en comunicación telefónica con el noticiero, que con una sonrisa dijo que "No, no va a haber violencia, pero ya van a ver, les tenemos una sorpresa". Una hora después todos los colonos se ponían máscaras de gas y guantes...y todo el mundo se temió lo peor.

Y la histeria. La histeria! En Argentina no deben haber pasado ni un décimo de lo que vi yo acá por la tele. El llanto histérico. El grito histérico. El forcejeo histérico. Las recriminaciones histéricas. "Titbaiesh, titbaiesh!" (avergonzáte) le demandaba un pendejo de 15 años a un policía que lo venía a remover. Todo chico mayor de 6 años declamaba a la cámara y daba lecciones de democracia, fascismo, nazismo, Auszchwitz, diáspora, destrucción del templo y Guerra de los Seis Días, sionismo, Dios y la Torá, Azazel, Jeroboam y Galadriel, el burro de Balaam y el ternero de Absalom, Sansón y los Filisteos, el rey Nimrod y el caso Dreyfuss, el rabbi Lubavitch y el Muro de los Lamentos, chispas de luz y Kabbalah dialéctica, Jerusalem y un anillo...un anillo que los domina a todos y los sume en las tinieblas para toda la eternidad.

Y sólo llevó una semana. Pero pareció un siglo.


Agregado el 24 de agosto:

Lo de los pibes saliendo con las manos en alto, por supuesto que quería imitar al chico que fue sacado del Guetto de Varsovia. Acá abajo les pongo las fotos.
Guetto de Varsovia 1943
Kerem Atzmona 2005
Y disculpenmé la crudeza, pero me hizo recordar la archiremanida y recontracitada frase de Marx en el 18 Brumario: "Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa."

Creo que resume el asunto.